Reflexiones cotidianas En busca de la mismidad

El escritor Henry Miller, un prolífico y reconocido literato ha escrito grandes novelas. Dicen sus críticos que a manera de un Dante moderno, Henry al escribir los sufrimientos que nacieron de sus desgracias nos conduce por el infierno del mundo moderno, situado ahora en la gran urbe, donde el hombre es el ciego hombrecillo que busca a tientas su minúscula felicidad y el sitio donde calentar su alma atribulada. En su novela Trópico de cáncer, Miller describe la pasión, el drama de muerte y resurrección de un hombre que es el destino de todos los hombres. Aquí ya no hablaremos de Dante y sus tres universos, sino del hombre modernos y sus mundos cotidianos.

En efecto, describe desde los problemas que tuvo para salir del vientre de su madre, justificando que no era necesario abandonar un lugar agradable y templado, un refugio cómodo en donde todo se ofrece gratis. Nació en un lugar frío y afirma que se dio cuenta hasta los diez años que había países cálidos, lugares donde no tenéis que ganar la vida con el sudor de la frente ni tiritar y simular que el frío es tónico y estimulante.

Edición impresa digital aquí