Input your search keywords and press Enter.

Reflexiones cotidianas El aprendizaje cotidiano

Cuando somos observadores comprendemos que todos los sucesos o acontecimiento que llegan a nuestra existencia son una oportunidad para aprender una lección, por más simple que sea. Cuando percibimos la vida de esta manera entonces nuestra percepción de la realidad será muy enriquecedora. Los semiólogos que estudian la ciencia de los signos o semiótica aducen que toda nuestra cultura, nuestra vida está plagada de signos y como signos poseen sus propias leyes. Se conoce como semiótica a la teoría que tiene como objeto de interés a los signos. Esta ciencia se encarga de analizar la presencia de éstos en la sociedad y cómo estos nos afectan o nos ayudan a relacionarnos mejor.
Cuando el cielo se llena de nubes es un signo de que posiblemente llueva: una sonrisa de alguna persona nos denota que está feliz o algo le cayó en gracia. Puede ser lo contrario, verla con una cara contrariada puede ser lo contrario, un enojo, tristeza o cansancio. Cuando vemos a un deportista en su caminata matinal, por la forma de correr podemos intuir su estado físico, y así sucesivamente. Todo lo que captamos por los cinco sentidos son signos y al llegar a nuestra psique, de a cuerdo a nuestro marco referencial o nuestras estructuras mentales, conceptos, creencias o actitudes mentales, les damos cierta interpretación.

Edición impresa digital aquí