Reflexiones cotidianas El afán de poder

Reflexiones cotidianas  El afán de poder
  Jesús dijo: ¿De qué sirve al hombre ganar el mundo entero, si pierde la vida? ¿O cuánto podrá pagar el hombre por su vida? Mateo 16:26 En nuestra sociedad se fomenta la competencia. Competencia para ser mejor, poseer más prestigio, bienes materiales, más “likes” en face book, más respeto, admiración, dinero, fama, poder. Tenía Razón Jesús cuando aseveró acerca de cuál era el propósito del hombre por ganar el mundo entero, si pierde la vida. Al final, todo lo que se acumula, inclusive amigos, familia, dinero, nada nos vamos a llevar. Pero ese afán de poseer más y más nos hace perder el verdadero sentido de la vida. Cuál debe ser ese verdadero sentido de la vida, sin duda que disfrutar la vida momento a momento, sin un descanso, sin interrupciones ni contratiempos. Podrá decir: -Eso es imposible, la vida está llena de obstáculos, trabajo, retos, metas, rutinas. Es verdad, pero de cada uno depende como las trascendemos. Si, por ejemplo, me saco la lotería y gano unos 50 millones de pesos, en vez de disfrutarlos en armonía, vivo pensando en cómo gastármelos, en qué los invierto para que me den buenos márgenes de ganancia o simplemente los despilfarro en fiestas y bagatelas como les ha ocurrida a personas que han tenido la fortuna de un premio de esa naturaleza.
Comparte