Reducirán vuelos 4 empresas en Nueva York este verano

0
212

Las aerolíneas United, JetBlue, American y Delta decrecerán el total de vuelos este verano en la zona de Nueva York, Estados Unidos (EEUU), a raíz de una fuerte escasez en personal de tráfico aéreo, además de que se acortarán también operaciones en el estado de Nueva Jersey, específicamente en las localidades de JFK, La Guardia y Newark, en hasta un 10%.

Lo anterior lo conformó la Administración Federal de Aviación (FAA), mientras que el CEO de JetBlue Robin Hayes, lamentó “verano va a ser realmente difícil de nuevo” al también expresar “nosotros necesitamos reducir los vuelos y asegurarnos que podemos operar los que tenemos”.

De acuerdo a la FFA, a principios de marzo del 2023 se estimaba que los trabajadores de control aéreo de Nueva York operaban a un 54% de los niveles necesarios, es decir, había un 46% de déficit para ofrecer el servicio de vuelos de forma normal.

Al respecto, la organización aseguró que está tomando varias medidas para mantener los viajes aéreos hacia y desde la ciudad de Nueva York este verano seguro y sin problemas, incluso cuando vemos una fuerte demanda interna y un regreso del tráfico internacional anterior a la pandemia.

Para ayudar a prevenir interrupciones, la agencia dará a las aerolíneas flexibilidad en los requisitos de uso de franjas horarias. A su vez, la FAA espera que las aerolíneas tomen medidas para minimizar los impactos en los pasajeros, incluida la operación de aviones más grandes para transportar más pasajeros y asegurarse de que los pasajeros estén completamente informados sobre cualquier posible interrupción.

Hasta 3 años tarda el entrenamiento a pilotos

A nivel nacional, en Estados Unidos la plantilla es de 81 % aunque sin la reducción de los vuelos en JFK, LaGuardia, y Newark, aproximadamente el 45% de todos los vuelos con origen o destino en la región podrían experimentar retrasos este próximo verano, por lo que se recomienda a los usuarios empezar a tomar previsiones.

Informes oficiales revelan que parte de esta escasez de personal es que el entrenamiento tarda hasta 36 meses, es decir, 3 años, y si eso se suma a la cancelación de entrenamientos por la crisis sanitaria del COVID-19 hace algunos años, la situación se agudizó.

Una de las soluciones que dará la FFA para mitigar la congestión aérea, es que permitirá a las aerolíneas utilizar hasta el 10% de sus “slots” (asignación de horarios de aterrizaje y despegue) en los aeropuertos JFK y LaGuardia y ajustar los horarios de las pistas en Newark entre el 15 de mayo y el 15 de septiembre, pero la solicitud debe pedirse antes del 30 de abril del 2023.

Efrén Urrutia