Reconoce AMLO encuentro con la mamá de El Chapo

Reconoce AMLO encuentro con la mamá de El Chapo

Abajo, el polémico video

El presidente de la República reconoció en “la mañanera” que efectivamente saludó en su gira de ayer por Sinaloa a la mamá de El Chapo Guzmán. “Hicieron un escándalo los conservadores”, acusó el mandatario.

“Te saludo, no te bajes. Ya recibí tu carta”, le dijo el tabasqueño a la madre de “El Chapo”, quien se encontraba en una camioneta.

Los hechos ocurrieron la tarde-noche de este domingo, cuando el presidente se encontraba en un entronque del camino que va de Badiraguato hacia Culiacán.

Cuestionado por reporteros en “la mañanera”, sobre el encuentro con la mamá de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, López Obrador ofreció “hacer la crónica” para que no quedaran dudas de esa reunión.

Narró que acudió a supervisar algunas obras del Gobierno Federal. Hubo un evento, del que “ella se queda afuera. Desde que pasé por el control me manda (la señora Loera) a decir que quería hablar conmigo.  Le pedí a un representante del gobierno federal que la atendiera (así lo hizo) y (aun así) me comunicaron que ella quería hablar conmigo, me entregaron la carta, donde me pide lo que acabo de decirles.

Antes, el presidente de la República había informado que en la carta mencionada Consuelo Loera le había pedido su intervención para que se le otorgue una visa humanitaria para poder visitar a su hijo, sentenciado a cadena perpetua en Estados Unidos.

Explicó que saliendo del evento al que asistía pasó de nuevo por el lugar donde la señora Consuelo Loera se encontraba “y decidí bajar a saludarla”.

“Tomé la decisión de bajar la camioneta… me pude haber pasado, lo pude hacer, para que no dijeran nada los adversarios, pero no, como voy a dejar a una anciana, respetable…”

López Obrador continuó narrando: me paré y me bajé… y ya sabía. Pero no voy a hacer lo políticamente correcto no soy ortodoxo, soy heterodoxo en estas cosas, hago lo que me dicta mi conciencia. Actúo con sentamientos, que es cabeza y corazón no es la frialdad, no soy un robot”.

Comparte