Reclusorio de PV certificado como Entorno Laboral Saludable

0
764

El titular de la Dirección General de Prevención y Reinserción Social del Estado de Jalisco, José Antonio Pérez Juárez, el director del Reclusorio de Puerto Vallarta, Gustavo Solano López y en representación de la Jurisdicción Sanitaria 8 estuvo el doctor Miguel Ángel Suárez Ornelas, coordinador de Salud Pública, este viernes develaron la placa que certifica a este centro penitenciario en la Costa Norte como “Entorno Laboral Saludable”.  

El maestro Pérez Juárez indicó que los reclusorios en Jalisco ya no son escuela del crimen, pues registran menos del 1 % de reincidencia, lo que es reconocido a nivel internacional, destacó que la reinserción ha generado reducción del delito.  Ante el incremento de robos en la ciudad advirtió que no podemos entregar el patrimonio de los vallartenses al crimen organizado, apuntó que tenemos que anticiparnos con la salud física y mental para abatir la reincidencia criminal. 

“Una premisa fundamental, no puedes transmitir lo que no tienes, nosotros estamos partiendo de la certeza de las condiciones salubres de todo el personal que aquí labora, para que estos a su vez vayan a población penitenciaria y puedan aplicar los programas no solo de salud, de los ejes de reinserción, como son el deporte, la cultura, trabajo y educación, esto tiene como principio que la Octava Región Sanitaria gracias a su trabajo y experiencia han logrado detectar que nuestro personal realmente está en condiciones de salud acta para el puesto que desempeñan”, explicó.

Autoridades del reclusorio de Vallarta

° Inició granja avícola, cría de conejos en el reclusorio

Recordó que el trabajador penitenciario, más que cualquier servidor público, tiene un gran desgaste emocional, por estar al interior de un reclusorio y la convivencia con delincuentes, entonces deben ser muy cuidadosos para evaluar su salud física y emocional

El doctor Suárez Ornelas subrayó que certificaron al personal técnico, administrativo y de seguridad de este reclusorio, como un entorno laboral, física y alimentaria saludable.

“Se hizo una evaluación inicial y un trabajo para poder certificarlos, donde hubo grandes mejoras, que equivalen en un 98% de resultados en cuanto a peso, tallas, manejo del estrés y de la glucosa en ayunas… el trabajo continúa, lo importante es mantenerlo en los próximos años”, expresó el doctor. 

Entre sus paredes se encuentran 676 personas privadas de su libertad, entre ellos 64 mujeres. Por primera vez realizan este programa en el personal de un reclusorio, a lo cual su director señaló esto no se limita a su área laboral, ahora se convirtieron en promotores de la salud con su familia y comunidad, se va a replicar.

Miguel González Guerra