Rebelde comercio informal en BadeBa; no se ajustan a reglas

Comercios en Bucerías

La directora de Padrón y Licencias del municipio de Bahía de Banderas Angélica Rodríguez Ramírez, señaló en entrevista para CPS Noticias que a pesar de la poca disposición de algunos comerciantes y de los propios ciudadanos, continúan trabajando para lograr que el uso del cubrebocas y de las medidas de salud se conviertan en un elemento de uso común

Recordó que en esta nueva normalidad se tiene como principal objetivo el evitar contagios por Covid-19

Durante los operativos, tanto a los comerciantes, como a los ciudadanos, se les hace ver que es una obligación el uso del cubrebocas, el constante uso del gel antibacterial y otras medidas que les son difíciles de acatar.

Es por eso que el  área de padrón y licencias mantiene esa vigilancia junto con la coordinación de salud, dando a conocer los protocolos que son los que se deben usar. 

Es obligatorio usar el cubrebocas, se sabe que cuando el cliente llega a comer, pues se lo tiene que quitar para consumir sus alimentos, pero luego se lo tienen que poner.

Aseveró que cada empleado, mesero o despachador, tiene que dar la atención con el uso del cubrebocas en todo momento

En el caso de quienes trabajan en la vía pública, con carácter informal es donde se observa más esta problemática.     

Dijo que como parte de la responsabilidad de área de reglamentos a esos comerciantes informales, sí se les están dejando avisos preventivos por no cumplir con esas normas sanitarias.

Al mismo tiempo la coordinación de salud les está dejando un instructivo, sobre cuáles son las normas que deben de seguir con los protocolos, al tiempo que se les deja el aviso de las normas que tienen que cumplir.

Posteriormente regresan y si se siguen infringiendo las medidas, será ahora la coordinación de salud quien se encargará de volverlos visitar

Quienes siempre cumplen a cabalidad con los protocolos son los comercios formales, de ahí siguen los informales, que son renuentes a cumplir las normas y en tercer lugar los ciudadanos, quienes se niegan terminantemente a usar el cubrebocas.

Comparte