¿Qué pasó con José Eduardo Ravelo?

El joven que presuntamente fue violado y torturado por policías de Mérida

El pasado 21 de julio, José Eduardo Ravelo conocido como “El Güero”, presuntamente fue víctima de abuso por parte de las autoridades de Mérida, Yucatán, lo que derivó en su fallecimiento debido a la gravedad de las lesiones infringidas por agentes, así como abuso sexual.

La versión oficial señala que el joven fue detenido por causar una alteración de orden público, ya que se encontraba bajo los efectos de las drogas, de acuerdo al presidente municipal Renán Barrera, quien también agregó que no pudieron realizar el protocolo de ingreso, ni tomar las huellas dactilares, por el comportamiento agresivo en el que se encontraba.

Fue revisado por el médico quien certificó que se encontraba en buen estado, no presentaba signos de tortura ni violación; pasó al rededor de 25 horas en el lugar y fue liberado el 22 de julio a las 11:00 hrs, sin realizar declaración alguna ante un juez, pues consideraron que no se encontraba en condiciones para articular palabra alguna. Cuando salió, se dirigió al Palacio de Gobierno y de ahí se le perdió el rastro.

El testimonio de la madre

Por otra parte, el testimonio de la madre Dora María Ravelo, apunta a que el joven de 23 años, originario de Veracruz, se mudó a Mérida para buscar nuevas oportunidades de empleo; por lo que el día de los hechos, aparentemente, se encontraba en busca de trabajo cuando fue detenido por la policía municipal, al considerar que actuaba de manera sospechosa.

Menciona que fue subido a una patrulla, donde lo torturaron, golpearon y violaron en dos ocasiones, para posteriormente dejarlo en libertad. Cuando llegó vio a su hijo en un grave estado, por lo que lo llevó al hospital, donde murió el día 3 de agosto. La necropsia reveló que la causa de la muerte fue por una “destrucción orgánica múltiple y politraumatismo” (consecuencia de golpes recibidos). El cuerpo fue trasladado a su natal Veracruz, donde lo sepultaron en el panteón municipal de Isla, el 8 de agosto.

Inconsistencias

Sin embargo de acuerdo a los videos que circulan en redes sociales, se observa que el joven, se encontraba bajo los efectos de alguna droga, se presume que habría consumido cristal cuando fue interrogado por la unidad 264, misma que atendió una denuncia, esto, debido a que Ravelo se encontraba lanzando piedras a transeúntes y locales, pero dicha unidad, no fue quien lo trasladó a los separos, fue la unidad 269. 

Al ser trasladado a los separos fue revisado en 3 ocasiones por un médico, mismo que realizó, los chequeos mientras Ravelo se encontraba en el piso; dictaminó que no tenía heridas graves, pero sí se encontraba bajo los efectos de alguna drogas, tenía contusiones y heridas en el mentón con sangrado leve, escoriaciones en un codo, también mencionó que no cooperaba en la entrevista y que tenía una actitud autolesiva.

Fue arrastrado inconsciente por dos policías a una celda, tardó 5 horas en levantarse y abandonó al día siguiente el lugar desorientado.

Ante los hechos el sábado 4 de agosto, la FGR detuvo a 4 policías implicados en los hechos, por los delitos de homicidio calificado cometido en pandilla, violación agravada y tortura agravada, pero días después fueron liberados debido a que según el juez, no se encontraron elementos suficientes para vincularlos a proceso.

Por otra parte, Juan Manuel León, fiscal general de Yucatán confirmó que murió a causa de politraumatismo y que fue ultrajado por un objeto duro, de acuerdo a la autopsia que se realizó.

Pronunciación de AMLO

El presidente Andrés Manuel López Obrador, durante su conferencia de prensa afirmó que el abuso sexual y asesinato del joven, se trataba de un crimen de odio que se tenía que investigar para castigar a los responsables.

Intervención de la FGR y la CNDH

Ante la relevancia y trascendencia social que tomó el caso, la FGR decidió intervenir y solicitó a la Fiscalía General de Yucatán que proporcionará información sobre la detención, así como otros datos para coordinarse con autoridades del estado y explicar la tortura que sufrió antes de morir. La investigación fue turnada por la CNDH, quien reenvió informes, ya que el proceso se interrumpió a nivel estatal para pasar a la instancia nacional.

La FGR dijo que se realizarían análisis penitenciales en los vehículos de la Policía de Mérida, además de que exhumarían el cuerpo del panteón municipal donde fue sepultado, con la presencia de elementos de la Cofepris y Protección Civil durante la dirigencias, para trasladar el cuerpo al servicio médico forense en Cosamaloapan, donde la FGR, realizaría otra autopsia y determinaría las causas de la muerte, asegurando que había muchas inconsistencias con la que se realizó en Yucatán.

Comparte