Que lo Refundan

“Me enterraron y lo que no sabían es que yo era una semilla”.
-Proverbio mexicano.

Desde un Puerto Vallarta del que parece nunca se va a ir el calor nos hacemos la pregunta: ¿Quién tumbó a Duarte? y es que ¿Recuerda usted cuando los gobernadores chafas o pillos eran llamados por el presidente de la República a Palacio Nacional (en los tiempos de Echeverría, López Portillo y anteriores) y salían de ahí cabizbajos, ya sin investidura? ¿O cuando desde Los Pinos se instruía a la PGR para investigarlos y fincarles causa penal? Pues hoy, ante el vacío tremendo que impera en la cúspide del poder ejecutivo, ha tenido que ser ¡Televisa! la que provocó la caída del impresentable mandatario veracruzano.

Edición impresa digital aquí