¿Qué se debe hacer para ser feliz? Te presentamos siete hábitos

Especialistas en neurología y psicología han identificado siete hábitos que, según ellos, pueden contribuir significativamente a nuestra felicidad
0
514
Niños aplican los hábitos de la felicidad

La búsqueda de la felicidad es una constante en la vida de muchas personas. La idea de que la felicidad se encuentra en momentos efímeros como asistir al concierto de nuestra banda favorita, salir con amigos o pasar tiempo en familia es común, pero ¿es posible ser feliz una mayor parte del tiempo? De acuerdo con expertos, la respuesta es sí, y se puede lograr adoptando ciertos hábitos en nuestra vida diaria.

La construcción de la felicidad

La felicidad no debe ser vista como un producto o servicio que se compra y se consume rápidamente. Es un estado que se puede construir con el tiempo y que promueve el bienestar físico y mental. La Universidad Pontificia Bolivariana define un hábito como una acción que se repite con regularidad hasta integrarse completamente en nuestra rutina. Al principio, formar un hábito puede requerir esfuerzo, pero con el tiempo, la acción se vuelve automática y natural.

Entérate: Día de la Felicidad: origen y significado de la celebración

Los siete hábitos de las personas felices

Especialistas en neurología y psicología han identificado siete hábitos que, según ellos, pueden contribuir significativamente a nuestra felicidad. Richard Davidson, un neurólogo de la Universidad de Wisconsin-Madison, sostiene que la felicidad es una habilidad que puede aprenderse y mejorarse con práctica. Aquí te presentamos estos hábitos:

  1. Ser agradecido: Practicar la gratitud diariamente puede mejorar nuestro estado de ánimo y perspectiva de vida. Tomar unos minutos cada día para reflexionar sobre lo que agradecemos puede tener un impacto positivo duradero.
  2. Ser sociable: Mantener relaciones sociales saludables es crucial para el bienestar emocional. Pasar tiempo con amigos y familiares, y mantener una red de apoyo social, contribuye a una vida más feliz.
  3. Meditar: La meditación es una práctica que puede reducir el estrés y aumentar la felicidad. Dedicar unos minutos al día a la meditación puede ayudarnos a mantener la calma y centrarnos en el presente.
  4. Dormir bien: El sueño adecuado es fundamental para la salud mental y física. Establecer una rutina de sueño regular y asegurarse de dormir lo suficiente puede mejorar significativamente nuestro estado de ánimo.
  5. Hacer deporte: La actividad física no solo beneficia el cuerpo, sino también la mente. El ejercicio regular libera endorfinas, conocidas como las hormonas de la felicidad, y puede mejorar nuestro bienestar general.
  6. Practicar alguna afición: Dedicar tiempo a actividades que nos apasionen y que disfrutemos puede ser una fuente importante de felicidad. Ya sea tocar un instrumento, pintar, leer o cualquier otra actividad, tener un hobby puede enriquecer nuestra vida.
  7. Disfrutar de actividades al aire libre: Pasar tiempo en la naturaleza puede tener un efecto revitalizante y calmante. Las actividades al aire libre, como caminar, correr o simplemente disfrutar del paisaje, pueden contribuir a nuestro bienestar emocional.

La importancia de la constancia

Adoptar estos hábitos no es un proceso instantáneo. Según Monterpríncipe Residencia Universitaria, la incorporación de hábitos promueve la creación de nuevos circuitos neuronales, lo que facilita la formación de patrones de pensamiento más positivos. Para formar hábitos saludables, es crucial tener consciencia plena de que se deben realizar todos los días, centrarse en los beneficios que proporcionarán y mantener la constancia en su práctica.

La felicidad puede parecer un objetivo esquivo, pero con la adopción de estos siete hábitos, es posible experimentar una mayor sensación de bienestar en nuestra vida diaria. Al centrarnos en ser agradecidos, mantener relaciones sociales, meditar, dormir bien, hacer ejercicio, practicar hobbies y disfrutar de la naturaleza, podemos construir una vida más feliz y satisfactoria. Cada día es una nueva oportunidad para comenzar este camino hacia la felicidad.

EtiquetasFelicidad
Efrén Urrutia