¿Qué es mejor? Cisterna vs. Tinaco

Cisternas y tinacos Rotoplas para el hogar.

Una casa o negocio necesita elementos específicos para su buen funcionamiento y para asegurar la calidad de vida de quienes los habitan. Uno de los más importantes es la instalación hidráulica, desde el correcto almacenamiento del agua potable hasta el transporte hacia todos los puntos del inmueble donde se necesita. 

El agua es un elemento sumamente necesario para el ser humano, lamentablemente también es cada vez más complicada conseguirla, por ello se vuelve una prioridad el resguardar de la mejor manera posible el agua a la que se tiene acceso. 

Las cisternas y tinacos están diseñados precisamente para garantizar el correcto almacenamiento del agua potable, de esta manera se puede utilizar en cualquier momento que se necesite, y tener al mismo tiempo una buena reserva.

La cisterna y el tinaco tienen funciones similares, pero finalidades diferentes, es decir, ambas están pensadas para proteger el contenido de cualquier elemento externo. El agua potable debe mantenerse limpia todo el tiempo.

Almacenando grandes cantidades de agua

La cisterna está diseñada para almacenar grandes cantidades de agua, estas se instalan ya sea a ras de suelo o de manera subterránea. Anteriormente, se construía una cisterna de concreto haciendo una gran excavación y el proceso de construcción era complicado. 

Además, si al construir una cisterna de concreto existen errores de cálculo o fisuras podría ponerse en riesgo el contenido, exponiéndolo a una fuga o a su contaminación. 

Actualmente existen cisternas prefabricadas con polímeros plásticos de gran resistencia que pueden ser instaladas bajo tierra o a nivel de suelo sin ningún problema, con un sellado perfecto y sin fisuras, pues está fabricado en una sola pieza. 

Este tipo de cisternas también cuentan con los elementos necesarios para comenzar a utilizarse inmediatamente después de la instalación. Para asegurar la calidad del agua se puede complementar con un filtro de agua para retener sedimentos como tierra o arena.

Eligiendo el mejor tinaco

Como ya se ha mencionado, la cisterna y el tinaco tienen la misma función: proteger el agua en su interior de contaminantes externos, pero la utilidad de cada uno es diferente. 

En este caso, los tinacos están diseñados para colocarse en la parte más alta de la construcción y, gracias al efecto natural de la gravedad, el agua contenida en su interior bajará y se suministrará en todos los puntos en los que se necesita, como cocinas o baños. 

Para elegir un tinaco de agua se debe considerar cuántas personas necesitan del suministro, es decir, la capacidad del mismo se puede elegir en el número de habitantes.

También se puede tomar en cuenta el tamaño de la construcción ya que si se habla de un complejo de apartamentos o de oficinas podrían necesitarse de varios tinacos para mantener un flujo constante de agua en todos los puntos. 

Al igual que la cisterna, hay que verificar que el tinaco también esté elaborado con materiales resistentes y en una sola pieza, es importante recordar que los tinacos, generalmente, siempre se encuentran sometidos a las inclemencias del clima ya que se instalan a la intemperie. 

Ahora ya conoces un poco más sobre cisternas y tinacos, así podrás tomar una decisión más informada y a la segura.

Comparte