Puerto Vallarta y su valiosa tarea de velar por el medio ambiente

0
398
Iliana Sánchez

“Las facultades que no están expresamente concedidas por esta Constitución a los funcionarios federales, se entienden reservadas a los Estados”, así es como da pie nuestra carta magna  al actuar estatal y por tanto municipal.

En materia ecológica, es decir, en la conservación y protección al ambiente y en asentamientos humanos la competencia es conjunta de la Federación, los Estados y municipios, como expresamente lo establece el art. 73 de la Constitución.

A nivel estatal y municipal, los Estados han dictado sus respectivas disposiciones para compartir la competencia ecológica que la Federación les ha asignado a través de la Constitución y las leyes reglamentarias, es así que se tienen los reglamentos locales de policía y buen  gobierno, que contienen disposiciones para la defensa de la ecología, como los reglamentos de tránsito de vehículos ,la disposición y manejo de la  basura industrial y urbana, anuncios en la vía pública, control de drenaje y alcantarillado de los centros de población, así como el cuidado de los parques urbanos. Corresponde también a las autoridades locales la reglamentación del transporte, almacenamiento y rehusó de los residuos no peligrosos, pues los peligrosos quedan sujetos a la vigilancia federal con la que deben colaborar las autoridades locales.

Otros aspectos que atribuye la legislación mexicana a los municipios, son:

-Extracción y procesamiento de minerales de construcción

-Autorización de los municipios para exploración de tierras petroleras en su propiedad.

-Emisión de contaminantes a la atmosfera.

-Contaminación de vehículos automotores.

-Relocalización industrial.

-Turismo

-Regulación y control del ruido, vibraciones, energía térmica y lumínica, olores y contaminación visual.

-Regulación y preservación del patrimonio cultural.

Así mismo la agenda 21 en su capítulo 28 justifica porque las facultades de actuación de los municipios son tan importantes pues , las autoridades locales son el nivel gubernamental más cercano a la población .Esta sería la manera más responsable de llevar a cabo la gestión pública ambiental, pues los municipios operan tan de cerca con sus ciudadanos y en labores tan básicas, que constantemente son escuchados y tomados en cuenta es por eso que la gestión municipal en la materia resulta fundamental.

EtiquetasOpinión
Iliana Sánchez