Input your search keywords and press Enter.

Puerto Vallarta busca frenar incidencia delictiva con proyecto G-15

 

 

https://pixabay.com/es/photos/cctv-de-seguridad-cámara-1144371/

Puerto Vallarta ha pasado a formar parte de un grupo de 15 municipios del país incluidos en un programa piloto denominado Proyecto G-15, a través del cual se implementará un moderno sistema para elaborar el Informe Policial Homologado (IPH) en su formato 2019. Para ello, se emplearán tecnologías probadas internacionalmente que contribuyen a mitigar los actos delictivos.

De acuerdo con el municipio vallartense, la primera autoridad edil, Arturo Dávalos Peña, participó, junto a sus homólogos de los 14 municipios restantes, de reuniones de trabajo realizadas en la ciudad de Santa María Huatulco, en Oaxaca, en donde también participaron autoridades de Seguridad Ciudadana.

Según explicaron los representantes municipales, el objetivo consiste en modernizar y simplificar la actuación policial. El Centro Nacional de Información (CNI) y el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) buscan aplicar este nuevo formato del IPH en el cual se registran las actividades e investigaciones emprendidas por todos los policías en México. De este modo, se pretende realizar esta labor de forma ágil, híbrida, fácil y unificada.

Para dicho propósito, el CNI puso el marcha un programa piloto al cual denominó Proyecto G-15, para el que se seleccionaron 15 municipios heterogéneos de todo el país. En cuanto a Jalisco, fueron elegidos Puerto Vallarta y Lagos de Moreno.

Este instrumento solo es el primer paso para promover el uso de tecnologías aprobadas internacionalmente. De este modo, con el apoyo de nuevos dispositivos se buscará disminuir la alta incidencia delictiva. Se emplearán tabletas electrónicas y aplicaciones como herramientas de apoyo en la labor policial.

En los últimos años, países en todo el mundo se ha empleado la tecnología para combatir la inseguridad. La mayoría ha optado por implementar cámaras de videovigilancia. No obstante, no se trata de los únicos aparatos eléctricos. De acuerdo con el especialista de REVIEWBOX, Alejandro González, para una mayor efectividad se requiere no solo cámaras, sino centros de control unificado, monitoreo urbano y sistemas de seguimiento, entre otros.

“Muchos países de Latinoamérica han invertido fuertes sumas de dinero en sistemas tecnológicos de última generación. En el caso de Bolivia, ha adquirido cámaras, patrulleros equipados con cámaras, drones, equipos de radio, equipos de taxi seguro, alarmas comunitarias […] Se trata de todo un programa integral para obtener resultados realmente efectivos. La premisa es que la tecnología debe estar al servicio de la comunidad”, enfatizó el experto.

 

  • Proyecto en marcha

Para el éxito del Proyecto G-15, se han desarrollado reuniones en las últimas semanas en algunos de los municipios participantes, donde además estuvieron presentes las más altas autoridades del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Los especialistas y representantes remarcaron que el programa contará con la información necesaria en cada dispositivo. De este modo, se busca agilizar la información de forma objetiva. Todo ello estará al servicio de la Plataforma México para beneficio y apoyo de corporaciones policiacas.

Con la implementación de la tecnología se espera una reacción más eficiente, segura y profesional de parte de las instituciones policiales en lo concerniente a la persecución del delito, así como un óptimo manejo de datos para la elaboración del IPH.

Debido a que la inseguridad ciudadana continúa siendo la principal preocupación en casi todos los municipios del país, las autoridades aguardan que el actual programa piloto alcance el éxito esperado para replicarlo al resto de municipios donde la situación así lo amerite.

Cerca del 86 % de mexicanos consideran que la inseguridad ciudadana “es peor” que el año anterior. La Encuesta Nacional sobre Seguridad Ciudadana en México reveló cifras que demuestran que la percepción de la población acerca de los actos delictivos ha alcanzado su pico más preocupante.

Edición impresa digital aquí