PREVENCION ANTE TODO

¿Qué es lo primero que viene a su mente al ver a un niño jugar con algún tipo de juguete bélico? ¿Lo ve normal? ¿O piensa que se están entrenando para ser unos futuros matones? Aunque quién no jugó alguna vez a policías y ladrones, donde cualquier artefacto lo convertíamos en una pistola. ¿Podrían estos juguetes tener la función de canalizar algunas pulsiones violentas en los niños? ¿Qué cree usted que influya más en los niños, un arma de juguete o las actitudes violentas de los padres?

 

Lic. Marisol Madero Plascencia

marisol_madero@hotmail.com

Edición impresa digital aquí