Prevención ante todo Salud Mental & Suicidio

Cuando sentimos el agua hasta el cuello es cuando quizá empezamos a sentir temor, susto, preocupación, esto porque ya detectamos el posible riesgo, lo mismo está sucediendo en materia de seguridad y en materia de salud mental, ya detectamos riesgo y eso nos espanta porque no sabemos qué hacer con estos temas, nos genera susto, en temas de seguridad por supuesto me refiero a aquello que está en nuestras manos, esto quiere decir el autocuidado, la educación que le damos a nuestros hijos e hijas, vamos, aquello que nos compete desde la participación ciudadana, en cambio en temas de salud mental si andamos de plano muy perdidos, pareciera que sigue siendo un tema complicado socialmente hablando, esto por la falta de cultura acerca del cuidado de nuestra salud emocional.

La salud emocional es lo primero que debería de preocuparnos (y ocuparnos sobre todo) de nosotros mismos, sin embargo, padecer un problema emocional (transitorio) o un trastorno mental el cual requiere atención, intervención y tratamiento, pareciera ser más un problema de voluntades, como si la salud mental dependiera del “échale ganitas” “tu puedes” cuando evidentemente esto no es así, un ejemplo claro es el suicidio el cual es un problema de salud pública, en el que es necesario que se intervenga no solo desde lo profesional (psicología) sino desde lo social, el estigma y el desconocimiento del tema del suicidio es lo que entorpece un acercamiento en la búsqueda de ayuda para las personas que están rumiando una idea suicida.

Lo más visto