Prevención ante todo Prevención Situacional del Delito

Prevención ante todo  Prevención Situacional del Delito
  Escribir acerca de la prevención y todo lo que esto conlleva, es interminable. Existe una situación que no puedo decir que es generalizada, pero, si es en su gran mayoría que la sociedad confunde prevención con reacción, además que se piensa que al aplicar medidas preventivas se están coartando sus derechos, se piensa que al aplicar prevención en su vida cotidiana y ser ellos quienes tomen medidas para evitar formar parte de la estadística en cuando a las víctimas de delitos se comete un error. Sin embargo, la realidad es contraria ya que es más sencillo educar y lograr que la sociedad en general comprenda que el delito existe y que al tomar medidas preventivas, técnicas, métodos, etc., es más viable reducir la oportunidad de que sean víctimas de un delito, a tener que hacer todo un trabajo y proceso que implicaría el doble o triple de esfuerzo en cuando a lo que se requiere para la detección de conductas antisociales a edades tempranas, aplicar tratamiento y sobre todo un arduo trabajo en cuanto a la conductas desviada de miles de personas en el país, en conclusión es más “fácil” que alguien que no padece patologías de la conducta y/o control de impulsos pueda comprender que es más sencillo velar por su seguridad a lograr que alguien deje de delinquir. Con esto no disculpo para nada a las autoridades en todos sus niveles, sin embargo, la cooperación en el autocuidado es indispensable. Es por ello que me gustaría contarles acerca de la prevención situacional del delito, que es una de las áreas específicamente que como ciudadanos podemos participar de manera activa en todo momento.
Comparte