Input your search keywords and press Enter.

PREVENCIÓN ANTE TODO Prevención del delito

Los modelos de prevención del delito más importantes son el primario y el secundario. Cuando nos referimos a la prevención primaria es el tipo de prevención que se realiza antes de que surja el problema y tiene por objetivo impedir la aparición de conductas antisociales (conductas que van en contra de la norma social). La prevención primaria, por tanto, es abstracta. La prevención primaria son normalmente las intervenciones que se realizarían en el ámbito comunitario, en población general o en grupos amplios de personas que no presentan problemas específicos de ajuste. De esta manera algunos de los objetivos de la prevención primaria serían modificar los factores ambientales y personales relacionados con la aparición de la conducta delictiva y otra dotar a los individuos de habilidades múltiples de afrontamiento para hacer frente a las situaciones difíciles o estresantes.

 

Así mismo la prevención secundaria se centra en aquella población que ya muestra algún signo precoz, leve o moderado de disfunción o presentan un riesgo significativo de desarrollar una conducta antisocial. Este tipo de prevención tiene por objeto detectar situaciones de riesgo manifiesto y tratar tempranamente a las personas afectadas para evitar que la disfunción empeore.

Edición impresa digital aquí