Por Beto y Erika

Por Beto y Erika
Hoy hace exactamente 31 meses que en Puerto Vallarta desapareció el regidor Humberto Gómez Arévalo. Beto, era un tipo popular en su barrio, líder de su colonia. Una persona de palabra fácil y de perfil promedio. Pero era también una persona que no se quedaba callada, que ponía el dedo en la llaga, los puntos sobre las íes. Nadie sabe que pasó. Solo detalles irrelevantes para una sociedad que está cansada de ver que cada día el número de personas desaparecidas en el País crece y que nadie hace nada por ellas y sus familias. Las autoridades se han olvidado de investigar y hacer lo necesario para dar con su paradero, para conocer el móvil de la sustracción, para determinar las causas que hicieron que Beto fuera borrado de la faz de la tierra.  
Comparte