Polvo Enamorado

“Un mexicano que desconoce su legado prehispánico está imposibilitado para conocerse”.

–Miguel León Portilla

 

“Cuidado, cuando me tengas que dejar a un lado, piensa que el mundo seguirá girando y alguna vez acabarás… llorando”.

–Canción de Roberto Livi, interpretada por José José

 

Dos grandes mexicanos ilustres, célebres, fueron reclamados por la parca en estos días: el filósofo, historiador, antropólogo y escritor mexicano, Miguel León Portilla y el extraordinario cantante José Rómulo Sosa Ortiz, mejor conocido como José José.

Al primero le debemos el rescate de las tradiciones, costumbres, pensamientos y creencias de los pueblos indígenas de la etapa prehispánica, Algunos de sus libros más destacados son “La Filosofía Náhuatl Estudiada en sus Fuentes”, “La Visión de los Vencidos”, “El Reverso de la Conquista” y “Quince Poetas del Mundo Náhuatl”

En la Visión de los Vencidos, una de sus grandes obras, León Portilla nos conduce, desde el punto de vista de los aztecas, por esa tremenda epopeya que culminó con el parto de nuestra raza mestiza: ahí podemos echar una ojeada a Tenochtitlán antes de la llegada de los españoles, a los presagios que tanto influyeron en el ánimo del pusilánime Moctezuma: una “espiga en el cielo” (un cometa), un eclipse y un sismo de esos que frecuentemente remecen el Valle del Anáhuac. Habla también de la matanza que llevó a cabo Pedro de Alvarado, aprovechando la ausencia de Cortés; recrea la “Noche Triste”, cuando Cortés perdió soldados y tesoros, fustigado por Cuitláhuac, y el sitio de Tenochtitlán. La Visión de los Vencidos es, por derecho propio, un texto fundamental en el estudio de la historia de México. Su autor murió el pasado martes, a la edad de 93 años. Descanse en paz Miguel León Portilla.

Edición impresa digital aquí