Playas cocodrilo, los saurios han habitado Puerto Vallarta desde hace millones de años

0
5269

La población de cocodrilos en la región de Puerto Vallarta-Bahía de Banderas ha enfrentado una dramática disminución en su hábitat durante los últimos cien años, llegando a una alarmante reducción del 90%, se calcula que el número de estos reptiles apenas y alcanza los 300 ejemplares en toda el área de la bahía.

Estos reptiles han habitado en esta área durante millones de años, pero han enfrentado un severo retroceso en su entorno natural, al fragmentarse el área de estuarios en la región desde el año 1900 hasta la fecha.

Históricamente, los cocodrilos se movían libremente por charcas y zonas acuáticas; además de usar el mar en menor grado para dicha migración, especialmente durante la temporada de lluvias, cuando encontraban en estos cuerpos de agua el sustento necesario para su supervivencia. 

Sin embargo, debido a la pérdida significativa de su hábitat, ahora se han visto forzados a realizar sus movimientos a través del mar, lo que ha fragmentado su rango de desplazamiento y ha alterado de manera drástica sus patrones de comportamiento.

La disminución del hábitat de los cocodrilos en la región de Puerto Vallarta-Bahía de Banderas ha suscitado preocupación en la comunidad científica y ambientalista, ya que esta tendencia amenaza la supervivencia a largo plazo de esta especie icónica.

Desde hace siglos, estos reptiles han sido parte integral del ecosistema de la zona, contribuyendo a mantener el equilibrio de la cadena alimentaria y aportando al rico tejido de la biodiversidad local.

 

Un dato histórico revelador es la mención del cronista Lázaro Arregui en el año 1621, quien registró la presencia de caimanes en el río cercano a Cabo Corriente, el mismo señala que en aquella época los cocodrilos ingresaban a las playas de la región. 

“Un río muy caudaloso de alto a bajo, dejando la mitad al mediodía (sur) y la otra mitad al septentrión (norte) y entra en el mar en el mismo valle muy cerca del cabo de Corrientes (…) y en todo el río muchos caimanes, como en todos los de la costa”.

Esta referencia histórica pone de manifiesto la relación ancestral entre los cocodrilos y la región, subrayando la importancia de su papel en el ecosistema.

Según los especialistas, es crucial implementar estrategias de conservación que permitan recuperar los espacios naturales que han sido perdidos, y así asegurar la supervivencia y la salud de esta especie única y vital para el equilibrio del ecosistema local.

Adolfo Torres