Plataforma México, a un paso de colapsar

Plataforma México

Una de las herramientas fundamentales para el intercambio de información delictiva es la Plataforma México, la cual tiene la base de datos contra el crimen más importante del país.

Falta de mantenimiento, equipos obsoletos, controles de acceso y contraseñas inadecuadas y alarmas inservibles ponen en riesgo la seguridad y operatividad de esta plataforma.

Incluso los detectores de humo han estado descompuestos desde hace varios años atrás.

Además existen irregularidades en la contratación y pago de servicios que se relacionan con equipos tecnológicos, las cuales representan un desvío mayor a los 42 millones de pesos.

Como parte del análisis de la cuenta pública 2020, la ASF realizó una auditoría en la que concluyó:

“Existe el riesgo de interrupción de la infraestructura que podría afectar la continuidad operativa de la Plataforma México para prestar sus servicios a los tres niveles de gobierno en las actividades de seguridad pública del país”. 

La ASF señala como responsable de la crisis a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), encabezada por Rosa Icela Rodríguez.

 

Servicio Administrado del Sistema Automatizado de Identificación de Huellas Dactilares (AFIS)

Uno de los mayores riesgos que detectaron los auditores es el Servicio Administrado del Sistema Automatizado de Identificación de Huellas Dáctilares (AFIS), el cual es un sistema que se encarga de capturar y procesar los registros biométricos que se ingresan en Plataforma México.

Este sistema opera con equipos del 2010, que hoy se consideran obsoletos. Esta situación, afirma la ASF, “podría afectar la integridad y disponibilidad de la información relacionada con la captura y consulta biométrica del Sistema Automatizado de Identificación de Huellas Dactilares”.

 

Los contratos

A través de una adjudicación directa, la SSPC firmó un contrato con Idemia Identity & Security France S.A.S. La contratación se dio de manera irregular pues la dependencia asegura que era la única compañía que podría brindar el servicio, lo cual es falso. Existen al menos tres proveedores que podrían haber brindado el mismo servicio, sin embargo no hubo un estudio de mercado previo.

La SSPC pagó más por menos: en el contrato actual se fijó una tarifa de 799 mil pesos mensuales por el mantenimiento de 43 estaciones de servicio; el contrato del sexenio pasado (SEGOB) era de 361 mil pesos por el mantenimiento de 121 estaciones.

Además, la nueva empresa trabaja sobre los mismos equipos y tecnología de hace una década. De hecho, el Sistema de Información criminal no pudo ser verificado “por fallas en el sistema eléctrico”.

En otro de los contratos, el cual alcanza los 130 millones de pesos, no hay pruebas de que se haya llevado a cabo algún servicio. La contratación también fue irregular pues se identificaron aumentos de precios injustificables por más de 43 millones de pesos.

 

Sistemas de procesamiento biométrico

Las anomalías también se evidenciaron en el desarrollo de la versión actualizada de los sistemas de procesamiento biométrico de la Plataforma México, los cuales son indispensables para el análisis de huellas dactilares, datos biométricos faciales y registros de voz.

De este sistema tenemos un conjunto de fallas que representan un riesgo en la estabilidad operativa de Plataforma México. Entre ellas tenemos:

  • No hay evidencias de servicios realizados
  • Las licencias están por debajo de lo prometido
  • Los motores de procesamiento de información no funcionan pues no se han terminado de desarrollar
  • Faltan las licencias de uso de varias de las soluciones tecnológicas implementadas.

Así lo indica el informe de la ASF:

“Se identificaron deficiencias en el análisis costo-beneficio, planeación, construcción, implementación y operación del desarrollo del motor biométrico, las cuales se deben solventar para evitar la degradación de la plataforma que presta servicios a la seguridad pública nacional de los tres niveles de gobierno”.

Comparte