Personas con discapacidad trabajan en las calles de Vallarta

0
480

Más oportunidades laborales y mayor infraestructura de movilidad incluyente es lo que piden personas que tiene una discapacidad en Puerto Vallarta, donde se estima que al menos hay mil 500 personas han sido orilladas a vender dulces en las calles por no encontrar trabajo.

El 03 de diciembre se conmemora el Día Internacional de Personas con Discapacidad. De acuerdo con el INEGI, hasta 2020 en Puerto Vallarta hay 70 mil personas con estas características, pero incluyen a aquellas que tiene una enfermedad como depresión y ansiedad que les causa en un punto alguna discapacidad. Sin embargo, del Consejo Municipal para la Discapacidad (Comudis) establece que personas que discapacidades motrices, que mermen el movimiento o la interacción social como tal son 10 mil.

De ese número, Comudis concentra 3 mil personas y de estas solo aproximadamente 250 tienen un empleo formal y al menos mil 500 trabajan en la calle ante la falta de oportunidades, nos relató Alonso Amaral, su titular, “muchos los vas a ver en la calle vendiendo con su cajoncito de dulces, o pidiendo o en los semáforos, así los vamos a ver, mendingando”.

Alonso Amaral - Comudis

Comudis maneja una tarjeta de afiliados con la que pueden obtener un 80 por ciento descuento en su pago de impuesto predial, 50 por ciento en camiones locales y 25 por ciento en foráneos.

“He trabajado en crear vínculos con diferentes instituciones como atención médica integral por parte del doctor Flores, director de Servicios Médicos Públicos, él me pone a disposición a los médicos para que los atiendan, en caso de despesas o algún servicio del DIF, tengo el contacto con la señora Chuyita (presidenta)”.

Perdió su empleo, ahora vende dulces en cruceros

La discapacidad es un espejo en el que nadie se quiere ver. Enrique Ortega tiene 55 años, pero desde los 8 años perdió su vista por desprendimiento de retina por múltiples caídas.

“Es que mi vida ha sido tantas cosas fui dirigente de deporte hace muchos años, soy músico y cuando entró la música grabada, yo toco el piano, solo a sindicalizados le dieron oportunidad y opté por vender dulces desde 2010”.

Cada mañana se para en el cruce de Francisco Villa y avenida Los Tules para vender dulces, pues tiene que completar para sus gatos. Su pensión no le alcanza.

“Le pediría al gobierno banquetas libres para poder movernos en Vallarta, hay lugares que las banquetas están sobre las casas, hay arroyos, hay árboles anuncios, no hay banquetas. Los ciegos nos guiamos por las paredes, no puede andar un ciego en la calle, no hay banquetas accesibles, que no tengan obstáculos. Alguna vez alguna moto me embistió y también otra vez me caí a un pozo”.

Personas con discapacidad motríz

Atiende DIF a discapacitados vulnerables

Mientras que Comudis atiende a todas las personas con algunas discapacidades, el Sistema DIF Municipal se encarga de apoyar a aquellos cuya familia se encuentra en situación vulnerable a través del Programa de Atención a Personas con Discapacidad (PAID), ya sea física, auditiva o visual. Hasta el momento esta administración ha atendido a mil 476 personas, mencionó el director del DIF, Roberto Ramos.

Niños sordos del programa PAID

“Si se detecta una persona que tiene discapacidad a través de trabajo social se hace un estudio socioeconómico para saber su calidad de vida y para saber el tipo de apoyo que necesita y se canaliza a PAID. Comúnmente la gente que se acerca es para apoyo de silla de ruedas, andaderas, muletas, aparatos auditivos, el tema de talleres para lenguaje de señas y esos son los dos filtros”.

Los equipos que les entregan a los usuarios son equipos que son donados por algunas fundaciones. También hay exámenes de audiometría que se realicen a bebés en colaboración con instancia privada, para checar si no tienen discapacidad auditiva. En lo que va del 2022 han realizado 408 audiometrías.

El DIF maneja una bolsa de trabajo para personas con discapacidad, pues hay empresas socialmente responsables que sí designan plazas para darles oportunidad. Lamentablemente, son las menos, algunos hoteles, tiendas de conveniencia o compañías de comida rápida.

Roberto Ramos, director del DIF

“Es fundamental que se creen políticas públicas para mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad, sí hay muchas que venden dulces, pero hay personas totalmente funcionales y las empresas tienen responsabilidad social de contratar gente así. Hay un hotel, tiendas de conveniencia, cadenas de comida rápida que contratan discapacitados o adultos mayores. Todos cuando seamos adultos mayores vamos a tener alguna discapacidad”, dijo el funcionario municipal.

Además de las cuestiones laborales y sociales, es importante el seguimiento médico. Desde 2015, Puerto Vallarta cuenta con una Unidad Regional de Rehabilitación que brinda precisamente ejercicio de rehabilitación para personas que tienen discapacidades, algunas temporales tal vez por alguna lesión, pero muchas otras son permanentes, el coordinador Fernando Fabián Sánchez, nos platica de esto.

Unidad Regional de Rehabilitacion

El DIF también debe poner el ejemplo y dar empleo a personas con alguna discapacidad. Usiel Misael Ledezma Valladares trabaja ahí desde hace 5 años. Cuando tenía un año de edad se contagió de poliomielitis y tuvo secuelas de la polio en ambas piernas.

“Es muy complicado incrustarse laboralmente, estoy agradecido con la institución. Todo el tiempo desde que era niño en la primaria, ha sido muy duro. La gente debería tener un poco de paciencia y conciencia hacia nosotros y que confíen en nosotros, tenemos los talentos para desarrollar el trabajo que nos otorguen”.

Diana Laura Ribera Jiménez es mamá de pablo Andrés Aréchiga Ribera de 8 años de edad, quien nació con retraso psicomotor. Ella como muchas familias que tienen recursos económicos limitados, depende del apoyo que brinden instituciones gubernamentales.

Mamá Diana Laura Ribera

“Es difícil, salen muy enfermizos, llevarlos al doctor, cargarlos. Económicamente es difícil traerlo porque a veces no tenemos para el uber. No tenemos como traerlos y nos tenemos que quedar sin dinero o sin comer, si es un sufrimiento que mi hijo quiere ver niños que corren y disfrutan y más duro para la mamá y se le destroza a uno el corazón”.

Los niños con discapacidad sufren también discriminación en las escuelas, “necesita acompañamiento las 24 horas, yo estaba en el kínder todo el día y hay maestras que tienen buen oficio y hay otras que no los aceptan por su discapacidad, los hacen a un lado, que no tenían la paciencia para atenderlo a él y apoyar a los otros.  Nos mandan CAM, pero no tenemos el presupuesto para traerlos todos los días, 120, 70 pesos, es lo que cuesta un Uber”.

De acuerdo con datos del Censo de Población y Vivienda 2020, en ese año había en Jalisco 1 millón 264 mil 817 personas con discapacidad, limitación o con algún problema o condición mental, las cuales representaban el 15.2% de la población total del estado.

Entre la población que tenía alguna discapacidad, según el tipo de actividad cotidiana que realizaba con mucha dificultad o no podía hacerla, había 155 mil 613 (40.3%) personas con discapacidad para ver aún usando lentes, 77 mil 924 (20.2%) para oír aún usando aparato auditivo, 199 mil 124 (51.5%) para caminar, subir o bajar, 73 mil 987 (19.1%) para recordar o concentrarse, 75 mil 506 (19.5%) para bañarse, vestirse o comer y 57 mil 332 (14.8%) para hablar o comunicarse.

Carolina Gómez Aguiñaga