Periscopio ¿Huachicorrupto?

Sin dejar de reconocerle el audaz pero precipitado destape nacional de esta actividad, el huachicoleo, blindada desde la Presidencia, el Ejército, las Gubernaturas, Secretarías, Sindicato y las mismas comunidades involucradas en el millonario robo nacional de combustibles, la duda existe sólidamente por las incalculables consecuencias que traerá su formal combate por interminables años que dure el proceso si es que éste llega a su objetivo.

Se presume el tabasqueño como incorrupto que ha sido y es su argumento oficial desde sus campañas, sin embargo conlleva turbulencias personales y sociales, las primeras son la inmensa tentación de ‘sucumbir’ ante el enemigo por ofertas ‘irrechazables’ así como por posibles y latentes atentados en su contra, su familia y bienes personales u otras de orden público como complots en el desarrollo del orden público-político-económico-social ya que implica la eliminación de millonarias cifras para quienes participan de esta actividad tan productiva y tan encobijada desde hace bastante tiempo que son y serán muchos los que ya no tengan ‘las mieles’ que han socavado nuestra economía.

Edición impresa digital aquí