Periscopio Demasiada basura desde Los Pinos, ¡Basta! ¿Hasta cuándo?

HARTAZGO nacional vivimos con tanta y renovada basura que surge desde Los Pinos. Interminable resulta ya la serie constante de sorpresas que saltan del sombrero del prestidigitador residente. Le nace el conejo, le vive lo conejo y demuestra lo conejo. El conejo blanco, el de las orejas largas siempre ha sido el animal que salta de la chistera del mago en el escenario una tras una sus “magias” o conejadas.
Hoy las magias le han resultado ininterrumpidamente adversas, no por falta de opciones, porque las ha tenido todas. En lo económico, en lo educativo y enfáticamente en lo magisterial, en lo inmobiliario, el endeudamiento público, en lo inflacionario, en lo familiar y personal, en lo de su escolaridad, en lo leído y comentado en lo internacional, en lo energético, en lo vecindario, en lo hablado, en lo intrapartidista y ahora hasta en chino, ya que le acaban de restregar en esta reciente reunión de los 20 que el país anfitrión, China, en tanto sea él el presidente mexicano se abstendrán de invertir, ni siquiera en considerar proyectos en nuestro territorio; sobran las razones. Una sola carpeta Guiness no cubriría todos sus “records”, tal vez todo un tomo con sus múltiples apéndices.

Edición impresa digital aquí