Pensamientos dichos… en voz alta ¡See you later alligator¡ Vidanta, el último clavo a este tema

No se puede hacer de un hecho aislado algo cotidiano, y tal parece que es algo poco entendido por la sociedad vallartense y sobre todo para la sociedad cibernética de las redes pululan a diario en sociales, los lamentables acontecimientos de hace unos días en donde perdieron la vida un humano y un cocodrilo deberán de dejarse como una dolorosa enseñanza en el proceso de aprendizaje de estas dos especies por coexistir.

Nada ni nadie va a refutar los hechos que ahí están, que se conocen, ni siquiera los ya miles de expertos en las relaciones existentes entre cocodrilos y humanos que han surgido a debatir y a establecer sus hipótesis sobre lo que según ellos sucedió, la sociedad ha generado un juicio público y ha emitido una sentencia, un veredicto de acuerdo a su muy particular forma de pensar.

 

Edición impresa digital aquí