Paulina Monserrat, aparte de ser mamá es Policía

0
295

Desde hace 7 años, Paulina Monserrat Reynoso Rojas forma parte de la corporación de Seguridad Pública y Tránsito de Bahía de Banderas como supervisora de turno, a la par alternando las labores de madre de familia de una jovencita de 16 años y ahora en su etapa como abuela. 

Su vocación de servicio y admiración por la vida policial nació en ella desde muy pequeña al ver el orden de las corporaciones a través de desfiles. Sin embargo, fue en los últimos años, cuando decidió trabajar para sacar adelante a su hija, pero no en un trabajo cualquiera, sino el que más le gusta: el de policía. 

“Desde chiquita, siempre en el desfile me acuerdo que me encantaba ver a los soldados, a los federales con sus armas; es más, no me interesaba el desfile yo esperaba a los soldados, yo me quedaba hasta el final para ver a los federales y los policías aunque salieran al último y yo decía quiero  ser policía;  pero bueno, ya  fui creciendo y mi hija, me absorbía tiempo, dije, ya me voy a quedar como ama de casa, posteriormente me quedé soltera, bueno voy a buscar un trabajo que me guste”, indicó.   

No obstante que su trabajo es absorbente y se tiene hora de entrada pero no de salida, señaló que su hija y ella han sabido llevar esta situación, siempre estando al pendiente de su crianza, alimentación y de seguridad, además de apoyarla en  todo lo que ella necesita. 

“Es un trabajo donde yo decidí entrar, me gusta y yo creo que cuando uno trabaja con gusto, haces las cosas bien y mi hija siempre ha apoyado mi trabajo y ella entiende perfectamente que tenemos horario de entrada pero no de salida, ella siempre ha sido muy madura en ese aspecto, se ha sabido cuidar solita y yo supervisando por teléfono”, añadió.  

En su trabajo es una mujer con un carácter fuerte, dado que el puesto lo amerita; sin embargo, se describe como una mujer sensible y empática a las problemáticas que se atienden en el municipio, ya que su instinto maternal le permite ponerse en los zapatos de madres que sufren, las problemáticas de violencia en contra de las mujeres entre otros, dando lo mejor de sí cuando la necesitan. 

“Soy una mujer sensible, justa, tengo empatía por las demás cosas; en este trabajo tienes que mostrar un poco de rudeza, pero sin olvidar ese lado de mujer, es parte de un complemento todo”.

Dijo que como ella, existen en la corporación más madres de familia que han decidido alternar su trabajo en la sociedad, de criar de buena manera a sus hijos para cuidar a la ciudadanía, que en la corporación se han ganado un lugar por su trabajo arduo, las cuales también hay que felicitarlas. 

Hizo el llamado a las mujeres del municipio a ver cada una de las elementos como alguien que las comprende que viene a ayudarlas y apoyarlas en caso de ser víctimas de violencia, no así para juzgarlas, por lo que es necesario que haya confianza en ellas; además de que señaló que es importante e imprescindible su presencia en las corporaciones policiacas.

Isrrael Torres