Papa lamenta cuerpos encontrados en exinternado católico

Fosa común en exinternado católico en Canadá con resto de niños indígenas

El Papa Francisco expresó este domingo su "dolor" por el hallazgo en Canadá de los restos de 215 niños indígenas en el predio de un exinternado de la Iglesia católica, aunque sin llegar a pedir disculpas pese a múltiples llamados. 

"Sigo con dolor las noticias que nos llegan desde Canadá, respecto al horrendo descubrimiento de los restos de 215 niños" en Columbia británica (oeste), declaró el papa tras finalizar la tradional oración dominical del Ángélus sobre la plaza vaticana de San Pedro.

Por su parte, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, deploró el viernes el rechazo del papa y la Iglesia católica a reconocer su "responsabilidad" y "parte de culpa" en la gestión de los internados para niños autóctonos en Canadá. 

Fosa común en exinternado católico en Canadá con resto de niños indígenas

Llamó a los católicos canadienses a que hablen con sus sacerdotes y obispos para "transmitirles el mensaje de que es tiempo de que la Iglesia católica reconozca su responsabilidad, su parte de culpa y, sobre todo, que se encuentre allí para que se sepa la verdad".

Este domingo, el papa evitó llegar tan lejos y simplemente declaró: "Me uno a los obispos canadienses y a toda la Iglesia católica de Canadá expresándoles mi solidaridad con el pueblo canadiense sobrecogido por esta terrible noticia".

"Este triste descubrimiento aumenta posteriormente todavía más la conciencia de los dolores y sufrimientos del pasado. Que las autoridades políticas y religiosas de Canadá sigan colaborando con determinación para arrojar luz sobre este triste caso y se comprometan a emprender humildemente un camino de reconciliación y alivió", prosiguió.

"Estos momentos difíciles representan un fuerte llamado para que todos nos alejemos del modelo colonizador y también de las colonizaciones ideológicas actuales, y marchemos codo con codo en el camino del diálogo, el respeto recíproco y el reconocimiento de los derechos y valores culturales de todos los hijos e hijas de Canadá", indicó, para luego invitar a los peregrinos presentes en la Plaza de

San Pedro a orar en silencio por las víctimas y sus familias.

Los llamados de grupos indígenas a que el papa pida disculpas han aumentado en los últimos días luego de que fueran encontrados, la semana pasada, los restos de niños en edad escolar en un exinternado de Kamloops, dirigido por la Iglesia católica desde 1890 hasta 1969. 

Unos 150.000 niños amerindios, mestizos y de etnia inuit (esquimales, término que actualmente tiene connotaciones peyorativas en Canadá) fueron internados por la fuerza en 139 pensionados de este tipo en todo el país, donde quedaron aislados de sus familias, lengua y cultura. En 2015, una Comisión nacional de investigación declaró estas prácticas como "genocidio cultural". 

Comparte