Pangueros y taxistas acuáticos se burlan de las autoridades marítimas

Pangueros y taxistas acuáticos se  burlan de las autoridades marítimas
Puerto Vallarta, Jal.- Con la llegada de la temporada alta, el turismo nacional y extranjero comienza a verse en nuestro destino y con ello se incrementa el uso de servicios de las actividades de playa y mar, donde los prestadores de servicios turísticos ven con agrado que sus ingresos aumentan después de la corta baja turística de este año. Los paseos por mar en las tradicionales “pangas”, son las más solicitadas tanto como para recorridos turísticos a los Arcos de Mismaloya entre otros y los tradicionales traslados en taxi acuático a las comunidades costeras de Cabo Corrientes como son Yelapa, Las Animas Quimixto, Majahuitas entre otros. Los embarcaderos como el muelle de Los Muertos, Playa Mismaloya y Boca de Tomatlán son puntos donde se da esta actividad, sobre todo de taxi acuático y traslado de mercancías, en el caso del traslado de pasajeros, hay normas de seguridad que se deben de respetar, así como la velocidad limite, en este caso el uso del chaleco salvavidas que pareciera representa un trámite engorroso para los tripulantes y capitanes de estos taxis acuáticos y por eso no los usan. Ellos están muy bien comunicados y por la vía radios se avisan sobre la presencia de las autoridades portuarias, en este caso de la capitanía de Puertos para ponerse vivos y que no los sorprendan ni los agarren descuidados. Como algo muy común las “pangas” llegar al muelle y los promotores llevan a sus pasajeros hasta el embarcadero donde ya los esperan o hacen fila parta estar atentos a la llegada de su embarcación esto en el caso del muelle de los muertos. Uno a uno van embarcando, en las mencionadas pangas hasta llegar al cupo y si se puede pues un poco más, luego zarpan con rumbo a su destino sin que ninguno de sus pasajeros lleve el chaleco que en caso de un accidente, los pasajeros tengan la oportunidad de mantenerse a flote mientras llega la ayuda, en las gráficas se observa como la panga zarpa sin que los pasajero lo lleven puesto.
Comparte