OTAN y EEUU denuncian "brutalidad" de actos contra civiles

Bucha, Ucrania

Estados Unidos y la OTAN se mostraron horrorizados este domingo por imágenes de atrocidades contra civiles en Ucrania y advirtieron que el repliegue de tropas rusas de los alrededores de Kiev no implicaba una retirada o el final de la violencia.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, dijo que los asesinatos de civiles en Bucha, Ucrania, son "horribles" e "inaceptables", mientras que el jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, los calificó como "un puñetazo en el estómago".

"Es una brutalidad contra los civiles que no hemos visto en Europa durante décadas, y es horrible y absolutamente inaceptable", declaró Stoltenberg a la cadena CNN, un día después de que se difundieran imágenes de Bucha, ciudad ucraniana recuperada de manos de las fuerzas rusas.

Los posibles asesinatos de civiles en los alrededores de Kiev, la capital ucraniana, se constataron cuando el ejército ruso se retiró de la zona ante la feroz resistencia de las fuerzas locales.

"Puñetazo"

Reporteros de AFP vieron al menos 20 cuerpos, todos vestidos de civil, esparcidos en una sola calle en la ciudad de Bucha el viernes. Uno tenía las manos atadas a la espalda con un paño blanco y su pasaporte ucraniano abierto junto a su cuerpo.

El alcalde de Bucha, Anatoly Fedoruk, dijo que otros 280 cuerpos habían sido enterrados en fosas comunes en la ciudad.

Blinken consideró horripilante esas muertes atribuidas a tropas rusas: "No puedes evitar ver estas imágenes como un puñetazo en el estómago", declaró a CNN.

"Esta será la realidad cotidiana mientras continúe la brutalidad de Rusia contra Ucrania", agregó.

Reafirmó que Estados Unidos está ayudando a documentar posibles crímenes de guerra.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, se dijo "profundamente impactado" por las imágenes y reclamó "una investigación independiente".

El presidente de Ucrania, Volodomir Zelenski, acusó a Rusia estar cometiendo "un genocidio" de civiles en su país, en una entrevicta con la cadena CBS que será emitida este domingo.

"Esto es genocidio. La eliminación de toda la nación y el pueblo", dijo Zelenski, según una transcripción de la entrevista proporcionada por la cadena.

"Revés devastador"

Por otra parte, el jefe de la OTAN dijo no ser "demasiado optimista" sobre los anuncios de Rusia de una retirada de los alrededores de Kiev.

"Lo que vemos no es una retirada, sino que vemos que Rusia está reposicionando sus tropas", señaló también a CNN.

"En cierto modo, no deberíamos ser demasiado optimistas porque los ataques continuarán y también estamos preocupados por el posible aumento de los ataques", agregó.

Blinken se hizo eco de esa advertencia en declaraciones a MSNBC, al señalar que Moscú todavía tiene "la capacidad de causar muerte y destrucción masiva, incluso en lugares como Kiev, con poder aéreo y misiles".

Pero también estimó que el cambio parece ser "evidencia de que los planes originales de Rusia de apoderarse de todo el país, incluido Kiev, han sufrido un revés devastador".

"Rusia tenía tres objetivos: subyugar a Ucrania a su voluntad, negar su soberanía e independencia, afirmar el poder ruso y dividir a Occidente, dividir la alianza. Y en los tres frentes ha fallado", dijo Blinken.

Consideró clave que Occidente y Kiev mantengan la presión sobre Rusia.

"Estamos haciendo todo lo que podemos para apoyar a los ucranianos… Todo eso fortalecerá la posición de Ucrania en la mesa de negociaciones", dijo a CNN.

Ucrania se mostró dispuesta a aceptar convertirse en neutral si recibe garantías de seguridad adecuadas de las naciones occidentales, abandonando las aspiraciones de unirse a la OTAN.

Blinken dijo que si Ucrania negocia un acuerdo "que satisfaga sus necesidades... lo apoyaremos".

Comparte