La búsqueda del tesoro deseado: vacuna movió a miles en Vallarta

Vacunación

La tercera jornada de vacunación contra el Covid-19 en Puerto Vallarta, se vio muy demandada, la búsqueda de módulos disponibles fue la causa de una fuerte movilidad ciudadana. 

La meta era vacunarse este día, porque conforme pasaban las horas la posibilidad se desvanecía, sobre todo para quienes se encontraron con la clínica 42 del IMSS cerrada. 

Esa mañana la ciudad despertó con un gran caos vehicular en la avenida de ingreso, la causa de esto se debió a la gran demanda de vacunas por parte de quienes no contaban con un sitio ya previsto para recibir la dosis. 

Entre este sector, estaban los que contaban con todo lo necesario para vacunarse, incluso vehículo para que los trasladaran, otros estaban por su cuenta, literalmente a la deriva y sin guía. 

También estaban los desarraigados, aquellos que viven en esta ciudad desde hace tiempo, que son residentes, pero que por alguna razón no lograron poner en orden sus documentos para poder tener ese beneficio de vacunarse esa jornada. 

Personas de Guadalajara, Aguascalientes, León, Nayarit, y otros estados sólo vieron pasar las fichas frente a ellos.

Y qué decir de aquellos que son extranjeros, viven en la ciudad, pero solo como visitantes, ellos tampoco tuvieron oportunidad de vacunarse, al contrario de aquellos que ya cuentan con documentos nacionales, disfrutaron del privilegio de obtener la primera dosis en esta intensa y difícil jornada. 

El sector naval sufrió el sitio de cientos de personas que se apostaron en la banqueta con la esperanza de poder vacunarse, ya que la 42 estaba cerrada, probablemente mil vacunas se aplicaron en las instalaciones de la Marina esta tarde.

Poco a poco fue cayendo el telón y la desesperación aumentaba, después de medio día se acabaron las fichas en la clínica del ISSSTE, luego en la Casa de Día en la Aurora, en la clínica 170 de Palmar de Aramara también ya daban los últimos espacios y así como fichas de dominó una a una iba bajando la cortina. 

Ya entrada la tarde, minutos después de las 13:00 horas, la gente seguía buscando mientras las opciones se agotaban, solo quedaban el Hospital Regional, el Centro Universitario de la Costa estaba terminado y en el Domo de Ixtapa apenas entregaban las últimas veinte fichas para dar por terminada esa intensa jornada de trabajo.

Comparte