Texas lidera demanda contra Google por prácticas monopólicas

Google

El fiscal general de Texas, Ken Paxton, anunció el miércoles que interpuso, junto a varios otros estados, una demanda contra Google por prácticas monopólicas en el manejo de la publicidad. 

La acción legal acusa al gigante de internet de "comportamiento monopolista", "prácticas de exclusión" y "declaraciones engañosas", dijo Paxton en Twitter en un video precedido por el mensaje: "Este 'Goliat' de internet ha utilizado su poder para manipular el mercado, destruir la competencia y perjudicar a USTED, el consumidor".

"No es justo que Google haya en los hechos eliminado la competencia y se ha autoerigido como jefe de la publicidad en línea", agregó.

Paxon es respaldado por sus colegas de Arkansas, Idaho, Indiana, Kentucky, Mississippi, Misuri, Dakota del Norte, Dakota del Sur y Utah. Todos estos estados están en manos de republicanos.

"Como lo revelan documentos internos, Google buscó matar la competencia utilizando un abanico de tácticas de exclusión, incluyendo un acuerdo ilegal con Facebook, su mayor amenaza potencial en el mercado, para manipular las ventas en las subastas publicitarias", señala el documento.

"Cuando usted visita el sitio en internet de un medio que conoce y en el que confía, como el Wall Street Journal o su periódico local preferido, probablemente vea anuncios colocados allí por Google. Pero Google no le dice al público que manipula las subastas de anuncios", dice Paxton en el video. 

La subasta es el método que utiliza el gigante de internet para decidir qué anuncios aparecerán para una búsqueda particular y el orden en que se mostrarán en la página.

El grupo sirve de intermediario entre los sitios y los anunciantes y administra la principal plataforma en la que ambos se encuentran: todo sucede como "si fuera a la vez el lanzador, el que batea y el árbitro" en el mercado electrónico de la publicidad online, dice la demanda aludiendo al béisbol.

- "¿Pruebas de un perjuicio?" -

Según estimaciones de la empresa eMarketer, Google gana cada vez más dinero con la publicidad en Estados Unidos: 42.000 millones de dólares en 2020, contra 37.000 millones en 2018.

Pero su participación en el mercado global de la publicidad en línea pasó de 32,8% en 2018 a 29,8% este año.

La Asociación de la Industria de la Computación y las Comunicaciones (CCIA), que representa a las empresas del sector, dijo en un comunicado que apoya "la aplicación de las leyes antimonopolio allí donde los consumidores se ven perjudicados". 

Pero dice estar "esperando ver evidencia de daño a los consumidores, ya que los precios de los anuncios han caído dramáticamente durante la última década y la competencia se ha intensificado".

La demanda anunciada el miércoles representa en todo caso una dificultad adicional para la empresa californiana, cuyo modelo basado en servicios gratuitos y publicidad dirigida a partir de los datos de sus usuarios se encuentra en la mira tras el inicio de una acción judicial por parte del Departamento de Justicia. 

El gobierno de Estados Unidos acusó a Google en octubre de mantener un "monopolio ilegal" sobre la investigación y la publicidad en línea. 

La empresa fundada en 1998 es criticada por haber utilizado y abusado de técnicas para excluir a sus competidores, siendo a menudo "juez y parte"

Texas y otros estados se unieron también a la denuncia del departamento. 

Según el sitio web Politico, varios estados estadounidenses liderados por los fiscales generales de Colorado y Nebraska podrían presentar otra denuncia similar el jueves contra Google, dirigida a su motor de búsqueda. 

Varias plataformas digitales, entre ellas Amazon, TripAdvisor y Yelp, ya se han quejado de que Google prioriza sus propias ofertas en los resultados de búsqueda.

Para ganar ante los tribunales las autoridades deberán demostrar que el grupo de California ha perjudicado a los consumidores, cuando sus herramientas (correo electrónico, mapas, reservas) son generalmente gratuitas. 

Las demandas están aumentando contra gigantes de internet como Google, pero también contra Amazon y Facebook, que han acumulado un inmenso poder en los últimos años en sus respectivos nichos. 

La Comisión de Competencia de Estados Unidos (FTC), así como fiscales que representan a 48 estados y territorios del país, presentaron la semana pasada una denuncia contra Facebook, al que acusan de abusar de su posición dominante y sus arcas bien llenas para deshacerse de la competencia. 

Al otro lado del Atlántico, la Unión Europea presentó este martes un vasto plan para intentar poner fin a los abusos de los gigantes digitales. 

Comparte