TECLA 7/6 EN EL TIEMPO DE SIEMPRE --2 DE OCTUBRE-

TECLA 7/6 EN EL TIEMPO DE SIEMPRE  --2 DE OCTUBRE-
No podrán aventar la piedra. Los mataron. El Presidente Enrique Peña Nieto aludió que en materia de corrupción en este país el que estuviera libre de pecado que aventara la primera piedra. Pero a ello nos los dejaron aventar las piedras, los mataron. Les arrancaron la vida de sus cuerpos y huesos, y a los que no les cortaron sus alas con la cárcel y desapariciones. La barbarie que no permitió que se arrojaran piedras se movió al ritmo de fusiles, uniformes, botas, tanquetas, y alcanzó los trajes y cortabas de los hijos de Victoriano Huerta en el Poder Legislativo y corrió la mano ensangrentada que saludaba a Ministerios Públicos, jueces y magistrados. Ellos no tuvieron tiempo de aventar la primera piedra, los mataron, los secuestraron y los encarcelaron. En este país por tanta corrupción e impunidad no es que todos se beneficien de la corrupción, por tal no lanzan piedras si ideas de democracia y de justicia. Y ayer como hoy a 48 años del genocidio de Tlatelolco la historia sangra, no arroja piedras. El 2 de octubre de 1968 los mataron. Y la historia se ha repetido con jóvenes los que no han alcanzado las piedra porque las han quitado las vidas. La historia que se repite. Impunidad que acumula años de barbarie y sigue manchando a la historia de sangre. Los estudiantes del 2 de Octubre, los campesinos de Aguas Blancas, Guerrero, los indígenas de Acteal, Chiapas, y tantos y tantos otros sucesos que hacen rabiar la historia, no pudieron arrojar piedras porque los mataron. Hoy la historia sigue doliendo. Duele ayer. Duele hoy. Duelen los días en los que muchos no tienen nada. Duelen los días en los que los pensamientos democráticos de muchos se topan con el vacío gris de pocos. Duelen los días de verano con hogares sin energía eléctrica. Duelen los días de escuela con niños sin alimentos. Duelen los Niños de la Noche. Duele el sol que alienta esperanza de justicia a cada amanecer, y duele el atardecer que cede a la impunidad y a la corrupción para extender un largo manto negro. Duelen las vidas que se traen en el alma sin que su grito desgarrador alcance a perturbar la descomposición del poder. Duele la izquierda perdida en un Pacto por México sin justicia. Si esos jóvenes ayer, hace 48 años, hoy en el tiempo de siempre, no aventaron piedras. Los mataron. Si en política quien no tranza no avanza, o político pobre es un pobre político, eso no tiene nada que ver con todos los millones que están del otro lado del mostrador. Este país no se mueve por corrupción, la corrupción se lo está chingando. El 2 de Octubre, y en los tiempos de siempre, las ideas de un mejor país se siguen lanzando. Ellos, los que marcharon por democracia y justicia, no aventaron piedras. Los mataron. Ellos, los que marcharon por democracia y justicia, siguen esperando el fin de los tiempos de la impunidad. Y los que estamos aquí decimos, ¡NI PERDÓN NI OLVIDO!
¡Comparte ahora!

Lo más nuevo

Joe Biden
Biden dice que EU no va a aceptar que Rusia anexe zona de Ucrania
26 febrero, 2021
Vacunas
ONU adopta resolución pidiendo equidad en el acceso a vacunas
26 febrero, 2021
Inai ordena informar sobre recursos invertidos en vacunas
Inai ordena informar sobre recursos invertidos en vacunas
26 febrero, 2021
Pemex
Pemex reporta pérdidas por unos USD 23.000 millones en 2020
26 febrero, 2021
Obra en laterales
Anuncia Alfaro inversión millonaria para Vallarta
26 febrero, 2021