Villa del Palmar Cancún - Vive tu pasión por viajar

Techa 7/6 Por Vanguardia

Techa 7/6  Por Vanguardia
-- Por todos, por nosotros-- Hace casi once años con Vanguardia de Saltillo coincidimos en el pronunciamiento que, con otros editores y propietarios de medios en el país, se hacía con la Carta de Hermosillo en contra de la escalada de violencia que no sólo pretendía amordazar e inhibir a la libertad de expresión, sino que cobraba vidas en medio de un clima de impunidad. De aquel martes 30 de agosto del 2005 a este viernes 6 de mayo del 2016 nuestra solidaridad ahora con Vanguardia por el condenable acoso y pretendida intimidación a sus publicaciones. Mas cuando del 2000 al 2016 suman ya 93 periodistas asesinados en el país. Con el pronunciamiento de Hermosillo se cosecharía la Fiscalía Especial para la Atención de los Delitos contra la Libertad de Expresión, entidad pública lamentablemente en los hechos inexistente. La llamada prensa de provincia ante la creciente violencia sigue en la primera línea de fuego cada vez con mas cruces. No sólo pesan las miles de agresiones y las vidas cobradas, sino la propia simulación de vivir en un Estado de Derecho, en donde se tiene todo tipo de leyes e instituciones, pero no la certeza de justicia. Ayer mismo, en cuestión de minutos una veintena de grupos editoriales en el país reaccionó por la noche en solidaridad con Vanguardia. “POR LA DEFENSA DE LA LIBERTAD “Tras la alerta lanzada por VANGUARDIA el pasado 4 de mayo ante una serie de ataques, intimidación y acoso hacia sus periodistas, pocas voces dejaron de sumarse a esta denuncia pública. Agradecemos las múltiples muestras de solidaridad que hemos recibido de otros medios de comunicación, colegas, lectores y ciudadanos comprometidos. “Al respecto, es importante puntualizar que, como ha ocurrido lamentablemente en el caso de otros medios del país, en VANGUARDIA hemos procurado actuar con responsabilidad frente a las diversas situaciones que los miembros de nuestro personal, y como empresa, hemos enfrentado desde que la delincuencia organizada le impuso al país una agenda marcada por la violencia y el desafío permanente a las instituciones públicas. No realizamos señalamientos con ánimos de estridencia, ni lanzamos voces de alerta de manera gratuita. Tenemos claro que la denuncia de ataques contra la libertad de expresión debe tener como propósito no solamente visibilizar un hecho concreto, sino contribuir a la defensa de una libertad fundamental en las sociedades democráticas. “En este sentido, la decisión de alzar la voz en esta ocasión, más que una consecuencia, fue también una acción para sumarnos a la campaña emprendida en el País para pedir freno al acoso al periodismo en todas las latitudes. Informar no es un delito y, más aún: Nuestra vida es informar. “El último de los actos intimidatorios de una ola iniciada a finales de enero pasado, fue la persecución y acoso la noche del martes y madrugada el miércoles a una integrante de nuestro cuerpo de reporteros, justo el Día Internacional de la Libertad de Prensa. Ante esto, pocas palabras se necesitan para dejar en claro la impunidad con la que, quienes han decidido vivir fuera de los límites legales, se mueven en nuestros tiempos. Por lo mismo, callar no era una opción, pues sería tanto como contribuir a la invisible mutilación que sufre el periodismo día a día. “Nuestra voz se suma así a la de muchos, es sólo una más tan importante como cada una de quienes firmemente seguimos construyendo para un mejor lugar. A final de cuentas, somos periodistas y nos afanamos cada día en ser buenas personas. Seguimos trabajando para que nuestra entidad (Coahuila) sea un mejor lugar para vivir. Al final de cuentas somos periodistas que nos afanamos por hacer nuestro trabajo correctamente. Agradecemos infinitamente a todos aquellos que nos alientan a seguir siendo una pieza más en la lucha por la vida de un periodismo sin ataduras”. El documento lo rubrican grupos editoriales de Oaxaca, Campeche, Quintana Roo, Hidalgo, Chiapas, Puebla, Tamaulipas, Sinaloa, Veracruz, Michoacán, San Luis Potosí, Aguascalientes, Coahuila, Baja California y desde luego Tribuna, en Baja California Sur. En tierras sudcalifornianas no se viven jornadas de terrible incertidumbre periodística, con una docena de homicidios perpetrados en todo el estado en el primer trimestre del 2016. Pero no se puede cerrar los ojos a la realidad nacional, ni ser indolentes ni faltos de solidaridad a lo que sucede en otras partes. Antes, en agosto del 2005, Jesús Blancornelas de Zeta, Manuel Jesús Clouthier de El Noroste, Juan Fernando Healy Loera de El Imparcial de Hermosillo, Frontera de Tijuana y de La Crónica de Mexicali, Juan Francisco Ealy Ortiz de El Universal y El Gráfico, Osvaldo Rodríguez Borunda Diario de Juárez, Gerardo Rodríguez Jiménez, Diario de El Paso, Carlos R. Menéndez Losa del Diario de Yucatán, Alejandro Capdvielle Funes de Cambio Sonora, José Isabel Ramos Santos de El Debate de Sinaloa, Oscar A. Cantú del Norte de Ciudad Juárez, Sergio Rodríguez Borunda del Diario de Chihuahua. Y también, Alejandro Irigoyen de El Siglo de Durango, Ramón D. Cantú Deándar de El Mañana de Nuevo Laredo, Heriberto Deándar de El Mañana de Reynosa, Hora Cero de Reynosa y Hora Cero de Nuevo León, Diana M. Galindo de Castilla de Vanguardia de Saltillo y de El Guardián de Coahuila, Carlos Alberto Salinas de El Diario de Coahuila, Antonio González-Karg de Juambelz de El Siglo de Torreón, Gabriel Ibarra Bourjac del Ocho Columnas de Guadalajara, Miguel Ángel Vargas Arreozola de Milenio Diario de Monterrey., junto con la Sociedad Interamericana de Prensa –SIP--, habían signado la Carta de Hermosillo, en la que se precisaba: “Nosotros, directivos de periódicos mexicanos reunidos en el Encuentro de Editores Fronterizos, atestiguamos con creciente alarma el número de asesinatos y agresiones cometidos contra periodistas, especialmente en el norte del país. Muertes y desapariciones de hombres y mujeres de la prensa han colocado a México, durante los últimos meses, en el primer lugar entre los países del continente en este ominoso tema. “Nosotros, profesionales de la información, acompañados en este acto por colegas de la Sociedad Interamericana de Prensa, agrupación hemisférica genuinamente preocupada por esta situación, determinamos alertar a la sociedad sobre el daño que esta violencia criminal causa en el clima de libertades en el país, especialmente en la más preciada de las libertades, de la que se nutren todas las demás: la libertad de expresión. “El impacto de esta violencia, expresado brutalmente al despojar de la vida a estos periodistas; al sustraerlos de sus familias, amigos y colegas, se expresa igualmente en un clima de intimidación que acalla múltiples voces, mutila a la sociedad sus mecanismos de convivencia e impone una muerte lenta a la libertad misma. No es solamente el derecho a la vida lo que resulta cancelado, sino el derecho a la expresión libres de las ideas y el derecho de los ciudadanos a estar informados”. Once años después se ha recrudecido la violencia. Hay mas vidas arrebatadas. Nos dieron una Fiscalía, pero para lo que ha servido, como la Carabina de Ambrosio. No mas a la simulación. No mas impunidad. Si hay plumajes que cruzan el pantano y no se manchan, como narra el poeta, también como hoy lo expone Vanguardia “a final de cuentas, somos periodistas y nos afanamos cada día en ser buenas personas”.
¡Comparte ahora!

Lo más nuevo

Covid-19
Puerto Vallarta acumula 26 nuevos contagios de Covid-19 en 24 h
25 septiembre, 2020
Argentina marcha
Jóvenes marchan en Argentina contra el cambio climático
25 septiembre, 2020
Etiquetado de alimentos
OMS otorga reconocimiento a México por etiquetado frontal
25 septiembre, 2020
TIkTok
Este domingo se decidirá si se prohíbe descarga de TikTok en EEUU
25 septiembre, 2020
Trump
Trump nominaría a Amy Coney Barrett para suceder a Ruth Bader
25 septiembre, 2020