Prevención ante todo “De la violencia sutil al feminicidio”

Prevención ante todo    “De la violencia sutil al feminicidio”

La semana pasada estuve en el estado de Chihuahua, fui a participar en un evento en la Universidad de Durango campus Chihuahua, para dar a conocer el campo de acción criminológico en el área preventiva, además de esto tuve la oportunidad de conocer el trabajo que se realiza en este estado en cuanto a la situación de los feminicidios, trata de personas, desaparecidas, etc., fue la Psicóloga Forense Ivonne Ortega Santillán, Coordinadora del Área de Psicología Forense del Centro de Justicia para las Mujeres quien me compartió el trabajo que se realiza en este estado, después del intercambio de impresiones de cómo se vive y sobre todo como se manejan estas situaciones en nuestros estados en cuanto a esta grave problemática, llegamos a la firme conclusión de que falta la parte principal que es la PREVENTIVA.

Chihuahua es un estado que por desgracia ha sufrido y sigue sufriendo de los estragos de la violencia de género y los feminicidios que han azotado a esta parte del país, sin embargo Jalisco no se queda atrás, recordemos que nuestro estado tiene alerta de género, por lo que este problema social de la violencia es un problema grave que urge se empiece a tratar con la seriedad e importancia debida dándole un enfoque preventivo.

El problema de la violencia y de hecho lo más riesgoso de esta es la invisibilidad, la aceptación cultural, ya que se llega a tal punto que no logramos identificar las señales que pondrían en evidencia al maltratador desde las primeras etapas en una relación de pareja. En la gran mayoría de los casos la violencia es sutil, de tal manera que pasa desapercibida, pero le causa tal daño a quien la padece que deja huellas que parecieran imborrables.

Por mencionar algunos ejemplos de violencia sutil, micro machismo, micro violencia o maltrato encubierto están los siguientes:

  • Me encanta que solo salgas conmigo.
  • ¿Vas a salir con esa ropa?
  • Yo que tú me cambiaba, te ves gorda.
  • No me gusta que salgas sola con tus amigas, podría pasarles algo.
  • Andas de genio, ni tú te aguantas, de seguro andas en tus días.
  • Mujer tenías que ser.
  • ¿Vas a manejar? Mujer al volante, peligro constante.
  • ¿Por qué te mira así el tipo de allá? Seguro lo provocaste.
  • ¡Eres igual a tu madre!
  • ¿Por qué tardaste tanto en llegar?
  • Sin mí, no serías nada
  • Nadie te amará, ni se preocupará por ti como yo.
  • Si me quisieras no irías a esa fiesta.

 

Estas son solo algunas frases que podemos escuchar de manera constante, pero son solo un ejemplo, la lista podría ser interminable.

Lo preocupante del tema de la violencia sutil, es el hecho de que cualquier manifestación de violencia se puede convertir en otra. Ya que la violencia puede ir en aumento, conforme se avance en una relación riesgosa, estas frases son un ejemplo, después podrían ser insultos directos, jaloneos, romper objetos, de eso pasar a los golpes e incluso se puede llegar a la muerte y ser víctima de feminicidio. Es por ello de la importancia de conocer las diferentes formas de agresiones  y sus motivos, para poner límites.

La escalada de la violencia generalmente inicia de esta forma:

  • ü Micro violencia/ Micro machismo/ Violencia Sutil
  • ü Maltrato Psicológico
  • ü Maltrato Físico
  • ü Asesinato

En México el simple hecho de ser mujer es un riesgo, existe una marcada violación a los derechos humanos de las mujeres además del peligro constante y permanente de perder la vida de una manera violenta y lo peor que esa muerte quede impune. Las víctimas de feminicidio de nuestro país se incrementan, ello deja en evidencia la incapacidad y sobre todo la indiferencia del Estado mexicano ante estos hechos, ya que es este el encargado de asegurar y proteger los derechos de la mujer a la vida, integridad, seguridad y libertad.

Es tiempo mujer, es tiempo que rompas el silencio y exijas tus derechos, es tiempo de tomar la iniciativa y aprendas a tomar medidas de seguridad para protegerte, es tiempo de aprender a identificar los signos de una relación violenta y salgas de ella, buscar ayuda, buscar alternativas.

Recuerden estimados lectores que la mejor acción es la prevención. Hasta la siguiente semana.

Marisol Madero Plascencia

Criminóloga

Correo: marisol_madero@hotmail.com

 

Comparte