P E R I S C O P I O

P  E  R  I  S  C  O  P  I  O

La 5G, beneficios y perjuicios; tecnología vs salud,  conflictos de intereses.

Por Miguel Vázquez Sc

El avance tecnológico de nuestra época actual pretende entre otros objetivos facilitar, abaratar, expandir su alcance, reducir tiempo, etc. todo lo cual resulta positivo para quienes pueden disponer de él desde estos variados puntos de vista; sin embargo intrínsecamente conlleva aspectos negativos, uno primordial es el relacionado con la ‘contaminación’ ambiental por medio de las radiofrecuencias eléctricas y magnéticas  empleadas para que opere su transmisión y que afectan a la salud, todo como evolución generacional.

La anteceden la cuarta, tercera, segunda y primera generaciones previas a esta quinta, en vías de implementación. Hoy vivimos con las especificaciones y alcance de la 4G y muy marcadamente por medio de los dispositivos inalámbricos de intercomunicación disponibles en estas fechas dentro de lo que conocemos como conectividad. Resalta hoy, su latencia; es decir su velocidad de respuesta, vemos como un ícono similar a un reloj indica que está ‘buscando’ o en espera de contactar al destinatario para establecer la comunicación requerida en la red móvil de la que se hace uso, a veces le llaman ‘servidor o proveedor’, esto debido a la ‘lenta’ velocidad, que por muy diversas causas impide su acceso rápidamente en detrimento del tiempo de la intercomunicación.

La primera generación ofreció inicial y muy limitadamente una comunicación telefónica de solo dos vías; oír y hablar con aquellos teléfonos que hoy recordamos como tabiques o planchas con una larga antena exterior, la segunda ya incluía el poder enviar mensajes con texto escrito y con teclado de solamente 12 teclas, los dígitos, un asterisco y un numeral, la tercera nos dio acceso al correo electrónico con un teclado tipo QWERTY, hasta la fecha imprescindible y esta cuarta generación, 4G con este logo visible en la pantalla incluye el poder enviar y recibir imágenes de todo tipo, fotografías, videos, voces, sonidos, temperatura, ubicación, orientación, rumbo, ruta, distancia, velocidad, mapas, diccionarios, correctores, traductores e infinidad de aplicaciones de juegos y entretenimiento gracias a los satélites de posicionamiento global; algunas son gratuitas otras requieren de un pago único o periódico.

Hoy esta red de Cuarta Generación está saturada por los millones de usuarios que habemos en ella y los proveedores de tales servicios han visto superados sus equipos por el incalculable tráfico que tienen entre sí y su diario crecimiento; no les ha sido posible actualizarlos a la exigencia de demanda que tienen además de  la competencia comercial entre ellos, actual y a futuro.

La 5G, en vías de crecimiento, perfeccionamiento e implementación ha sido ampliamente estudiada en el sector de mayor crecimiento, la provincia de Shenzhen, cercana a la hoy muy conocida ciudad de Wuhan ambas en China y en donde junto con otros países se encuentra ya disponible con un sinnúmero de evaluaciones, no todas positivas, en su funcionamiento.

Recientemente en México, Telcel afirmó estar tramitando lo necesario para poderla ofrecer a sus usuarios en este mismo año. Estados Unidos, Rusia, Francia, Inglaterra, India, Italia ya la ofrecen parcialmente y Latinoamérica se ve, por mucho, rezagada en esta tecnología.

Una realidad irrefutable hoy es que las normas regulatorias internacionales sobre el tema son obsoletas y deben a la brevedad ser actualizadas por medio de estudios fiables e impositivos que regulen su uso mundialmente. El tema es infinito y en ciernes ya que por ahora nos limitamos a mencionar algunos aspectos que a la fecha ya son reales en su corto período de uso, a futuro son amplísimas las ‘fantasías’ que se pueden alcanzar en la robótica, vehículos autónomos y en general en todos los campos: medicina, agricultura, ingeniería, transporte, etc.

Se señalan como inmediatas consecuencias la afectación en el hombre por los recientes años de su estudio, los últimos 10; su radiación penetra en la piel quemándola en largas exposiciones, afecta a la retina, afecta a los marcapasos y dispositivos similares injertados al hombre, al desarrollo de fetos, a la ovulación, a la concentración cerebral, provoca olvidos, mareos y náuseas y en particular a los niños que tanto uso hacen de los celulares.

Ya las Aseguradoras rechazan pagar el costo de los tratamientos para corregir estas consecuencias, ya que esta 5G emite radiofrecuencias superiores en 20 veces a las de hasta esta 4G, ya que su ancho de banda, modulación y vibraciones están por encima de las que puede soportar el cuerpo humano, la comparan con un cúmulo de rayos laser emitidos sincronizada, continua y simultáneamente al medio ambiente.

Ya Europa ha sido testigo de los grupos de rechazo a esta tecnología por las manifestaciones opositoras que se han dado y que las han imitado en los Estados Unidos, sin embargo tal tecnología sigue invadiendo el mercado muy al pesar de estas protestas anteponiendo los intereses políticos, económicos, tecnológicos, militares de las poderosas corporaciones que los vienen implementando. Por lo pronto Bélgica y Suiza han interpuesto una moratoria al crecimiento de sus redes en tanto se dictamina que no sean perjudiciales a la salud; este tema cae en la competencia tecnológica entre Huawei vs. Ericcson y Nokia empresas china y europeas afines a la tendencia promovida por los Estados Unidos en contra de su rival político y económico que es China.

Lo antes descrito es imputable a la sorda postura de los gobiernos de los países donde ya opera, se les señala como irresponsables en su proceder y eventualmente responsables de las consecuencias derivadas, se les ha pedido parar y suspender totalmente tales franquicias a los ofertantes en tanto no exista la seguridad garantizada de su legalidad y no perjuicio.

Se discute abierta y acaloradamente el uso y ubicación de las bases de su transmisión, de las antenas terrestres así como de los satélites que orbitan la tierra y en red mundial la interconectan más allá de la atmósfera que nos envuelve así como de sus efectos nocivos a toda la vida animal, salvaje, vegetal, marina y los santuarios, así llamados, ya que son en la actualidad unos 3,000 los que nos circunnavegan con este fin.

Apuestan a que los gobiernos compiten por el predominio consabido y obligado para uso militar, espionaje, político, financiero y de control de masas al que ahora llaman éticamente inaceptable en diversos acuerdos internacionales y foros como la ONU, la OMS y la Eurocomunidad prevaleciendo los conflictos de intereses.

Hace más de 80 años ya  Einstein afirmó: Dios no juega a los dados contra el hombre.

mavazquezsc@gmail.com

Comparte