Fiestas de rancho

Fiestas de rancho
A eso hemos reducido las fiestas de mayo, se usa el nombre del Piruli, solo para nombrar los años de gloria que vivió Puerto Vallarta. El Piruli se debe revolcar en su tumba cada vez que lo usan para unas piteras fiestas, como las que en su mayor logro traen a la Sonora Dinamita, no los traen en su mayor esplendor, y en su mayor logro siempre fueron la sombra de La Sonora Santananera, obvio no ganamos ni una sola nota nacional y menos internacional. Polvos de aquellos lodos, y solo eso queda, cuando Ramón Lomelí llego bravo al Fideicomiso de Turismo presumiendo ser el descubridor de Puerto Vallarta, teníamos todos algunas dudas sobre su pobre capacidad, ahora estamos seguros, seguramente asesorado por la regidora Susana de la comisión de turismo, podemos entender la frase un ciego guiando a otro ciego.
Comparte