El regreso a clases

Regresaron a clase a través del programa Aprende en Casa 2

Foto: Milenio

C a l í o p e

Ayer regresaron a clases 30 millones 466 mil estudiantes, de los que 4 millones 780 mil 787 son de preescolar, 13 millones 972 mil 269 de primaria, 6 millones 473 mil 608 de secundaria y 5 millones 239 mil 675 de bachillerato. Lo hicieron a través de clases a distancia, ya sea por televisión o en línea, con el programa de la SEP Aprende en Casa II.

Este regreso a clases, como todo lo que hemos visto desde que se declaró la pandemia, también dejará muy clara la desigualdad que vivimos en el país. Veamos algunos números: de acuerdo con la OCDE, el 80% de los estudiantes ricos y 45% de los alumnos de clase media en primaria tienen computadora e internet en casa; en comparación con menos del 5% de los estudiantes pobres y menos del 15% en situación vulnerable.

Según el PNUD, en México el 44.3% de las casas tienen computadora y el 56.4% conexión a internet, pero en las comunidades rurales la proporción disminuye hasta 20.6% y 23.4%, respectivamente. Nueve de cada diez hogares del nivel socioeconómico alto cuenta con internet, mientras que son dos de cada diez, en los de estratos económicos más bajos. La desigualdad golpeará también en el tema de educación a los niños y jóvenes más desfavorecidos.

Y esos son los números de los equipos tecnológicos y el acceso al internet, sin considerar el porcentaje de quienes no tienen los servicios básicos de luz, agua o drenaje, tampoco de los niños que pueden desayunar diariamente. A nivel mundial, de acuerdo con la FAO, más de 368 millones de niños dependen de programas de alimentación escolar, que ahora ya no tienen, por lo que se corre el riesgo de desnutrición.

Esta desigualdad y fragilidad del sistema educativo ha impactado a las comunidades más vulnerables y quienes no puedan contar con los servicios básicos o el acceso a una televisión o radio perderán la oportunidad de una educación segura, a la que tienen derecho constitucional.

Como es de esperarse, el incremento en la deserción escolar será una consecuencia más de la pandemia por el coronavirus, mismo que la SEP reconoció, y que confirmará la desigualdad y la pobreza en este país.

@cromerogabriell

Comparte