“No hay peor ciego que el que no quiere ver”

AMLO-Critica-administración

Carlos Rojas Magnon

 

En la aparición diaria, repetitiva y cada día más hueca, se habla del desarrollo económico del país, de la falta de empleo y soluciones parciales a nuestro endémico problema.

La ceguera gubernamental es patética, queriendo solucionar una situación problemática en el país, sin tocar o no desear hablar de las causas de raíz de cada problema.

Cuando se tiene un problema en el deporte, en la empresa, en la profesión, hay que aplicar la máxima - regresa a lo básico y haz tu análisis.- Como se puede hablar de desarrollo económico sustentable si hay una irresponsabilidad, tolerancia, complicidad, o valemadrismo (nueva palabra aceptada por la Academia) con la violencia organizada, el delito urbano, la cantidad creciente de homicidios diarios, y tratar este tema con incredulidad, y con una sonrisa burlona y ofensiva por parte del presidente en turno.

Estamos en guerra y no se ha dado cuenta

Estamos impresionados por la invasión de Ucrania, que ha caído como “anillo al dedo”, minimizando la atención a todos los problemas que nos aquejan diariamente en nuestro país.

Otro grave problema derivado del exceso de tolerancia inaceptable, es la fabricación y exportación de drogas artificiales a EU y al mundo. Este hecho aparentemente inadvertido nos puede causar daños irreparables si no se ataca y controla.

No tenemos un gobierno fuerte y representativo necesario para nuestro país. No hay un equipo capaz, experto y respetado.
 
Tenemos un presidente en turno experto en todos los temas, no requiere de asesores, cualquier problema lo soluciona sin ayuda de nadie, y según sus propios informes vamos “bastante bien”. Uuuffff, que tranquilidad (sic)

Por experiencia de muchos años, algunas caídas, éxitos y fracasos como cualquier aspiracionista tenaz y creyente, firme creyente del éxito a través del esfuerzo, estoy seguro que no se puede tapar el sol con un dedo, seguro también que la persona que no admite sus errores y no trata de corregirlos, es lo más peligroso qué hay, máxime siendo funcionario federal, y por último, la ceguera de la soberbia al creer que sus personas cercanas, familia o gobernados no nos damos cuenta de la situación real de falsedad, es una creencia de este tipo de personas.

Por eso, mientras más se sube con un entramado falso, más duro es el madrazo.(golpe fuerte).

No queda más que citar a la sabiduría popular que dice:
 
“No hay peor ciego que el no quiere ver”
 

Comparte