"Mónica" la indigente envuelta en bolsas habría sido identificada

Indigente

"Mónica", la indigente cubierta de bolsas de plástico, que desde hace varios años deambula en el crucero de El Pitillal y se refugia en una parada de camiones a las afueras de la Zona Naval, fue identificada y aparentemente rescatada por una amistad que, desde hace 10 años la buscaba afanosamente.

Detrás de ella, hay una larga historia en la que se ven involucrados amigos y familiares. Estos últimos, la habían reportado como desaparecida, y el tiempo transcurrido les había hecho perder toda esperanza. Sin embargo, un video de internet hizo que su amiga la descubriera y con el apoyo de dos mujeres vallartenses viniera a su encuentro.

Originaria del municipio de Xochitepec, Morelos, “Mónica” es egresada de Ingeniería en Sistemas con mención honorífica del Tecnológico de Zacatepec, sin embargo a pesar de su talento, no conseguía trabajo, aunado a ello su vida estuvo rodeada de muchas dificultades que la orillaron a la depresión.

A sus 30 años se ganaba la vida vendiendo jugos y decidió por invitación de una tercera persona acudir a un retiro espiritual, justo antes de la experiencia conoció a María Salgado de la Vega, quien era vecina de la localidad y alentó anímicamente a Mónica.

Al llegar el día de la congregación, salieron del municipio de Temixco, Morelos, hacia Pilcaya, Guerrero, "Mónica" en una de las actividades sufrió por una crisis emocional, solicitó hablar con su amiga María, quien no pudo llegar a tiempo debido a que estaba realizando otras tareas.

Tras su desesperación, "Mónica" exigió estar a solas para caminar, momento que aprovechó para huir, esto ocurrió un 10 de octubre del 2010.

Al pasar los días su familia la buscó arduamente y descargaron su impotencia con María, por el hecho de no acudir al llamado de Mónica, incluso la acusaron de secuestro.

María fue interrogada por las autoridades, pero no hubo pruebas suficientes para proceder contra ella, sin embargo la credibilidad y reputación de María quedó marcada.

Debido a los lazos que creó con su amiga extraviada, María cargó con la responsabilidad, incluso cuentan que se arrodilló con la familia jurando que encontraría a "Mónica".

Fiel a su palabra María se unió a grupos para localizar personas desaparecidas, al igual que su hermana, quien descubrió un video que mostraba a la indigente recriminando a un hombre por grabarla, su intención era dar con sus familiares, cabe resaltar que este video fue de hace un par de años.

Tal video motivó a María a emprender su viaje hasta Puerto Vallarta con la ayuda de Martha Georgina Barragán y Rosa Díaz Díaz, quienes la apoyaron con hospedaje y a dar con el paradero de su amiga.

Tras diez años de incertidumbre el encuentro desesperado se concretó, asegurando los familiares que su amiga estaba viva, se espera que arriben a Puerto Vallarta para corroborar la identidad de “Mónica” y procedan para realizar su traslado.

Con información y fotos de Sur Digital

Comparte