Buscan crear módulo especial para secuestradores en cárceles

Secuestrado

El gobierno federal anunció que busca crear módulos especiales en prisiones con la finalidad de aislar a los sentenciados por el delito de secuestro

Esta medida se toma con la finalidad de que estos infractores no tengan contacto con el resto de la población y evitar que formen grupos delictivos.

Sin embargo, esta medida fue considerada por defensores de derechos humanos como “punitiva e ineficaz”.

 

Programa Nacional para Prevenir, Perseguir y Sancionar el Delito de Secuestro 2021-2021

El plan que contempla la creación de módulos especiales para secuestradores es parte del Programa Nacional para Prevenir, Perseguir y Sancionar el Delito del Secuestro 2021-2024, elaborado por:

  • Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC)
  • Fiscalía General de la República (FGR)
  • Coordinación Nacional Antisecuestro (Conase)

Actualmente el plan se encuentra en revisión de la Comisión Nacional de Mejora Reguladora (Conamer), y se contempla que:

“Los centros penitenciarios enfrentan el riesgo de ser un espacio de contacto entre delincuentes. Debido a lo anterior, es importante generar mecanismos para inhibir que las personas privadas de la libertad en los centros penitenciarios del país participen en la comisión del delito de secuestro, evitar que tales espacios funjan como incubadoras de grupos delincuenciales, y restringir la comunicación, la construcción de lazos y el intercambio de experiencias. 

En ese sentido, resulta importante conocer las dimensiones y características de la población que se encuentra en los centros penitenciarios, y crear módulos específicos para personas sentenciadas por el delito de secuestro en todas las entidades federativas del país para evitar que se relaciones con el resto de la población penitenciaria”.

Otro de los puntos que se especifica en el informe es que hasta hoy solo existe una prisión especializada en personas privadas de la libertad por secuestro que es el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 14, en Gómez Palacio, Durango, y es clasificada como una prisión de máxima seguridad:

“Promover la consolidación de las bases de datos de las personas privadas de la libertad en centros penitenciarios por el delito de secuestro para su identificación y ubicación en dichos centros a nivel nacional.

Proponer la consolidación o creación de módulos especializados de atención para personas privadas de la libertad por el delito de secuestro a nivel nacional para inhibir su participación en la comisión de este delito, así como evitar que se reproduzcan las conductas delictivas en la población penitenciaria”.

 

La opinión de especialistas

La presidenta de la asociación civil Reinserta, Saskia Niño de Rivera, reprobó de manera enérgica esta propuesta del gobierno federal al considerarla ineficiente al no contribuir de ninguna manera en la reinserción social:

“La segregación de secuestradores es una estupidez a nivel penitenciario y criminológico; hay una ausencia de conocimiento del perfil del secuestrador que no se está considerando en el funcionamiento penitenciario: el secuestrador es el más tranquilo de los criminales dentro de la cárcel, el que mejor se porta, el que menos se droga, tiene ciertas características que te ayudan a balancear la cárcel, y no está comprobado que juntar secuestradores con no secuestradores haga más secuestradores”.

Además, Niño de Rivera la califica como una propuesta punitivista, pues no contribuye ni a la reinserción social ni a la reparación del daño:

“Hay ausencia de teoría criminológica, ausencia de números e investigación previa, y es una medida como muchas que se hacen en este país, que es punitiva y que se hacen para generar votos porque la gente en México hoy vota por este tipo de castigos, y de lo que no nos damos cuenta es que esto solamente alimenta el sentimiento de venganza que tiene la sociedad a raíz de la falta de Estado de Derecho.

Tenemos el tema de reinserción social con secuestradores; es una utopía la reinserción social en este país, las penas mínimas de un secuestro no te permiten que pueda haber una posibilidad de reinserción social; tiene que haber ciertas ocupaciones dentro de la cárcel y, si lo quiere esa persona, ciertas modificaciones de conducta dentro de la cárcel con programas de reinserción social; no hay una reinserción social, los que están en la cárcel por secuestro probablemente no vayan a salir, la pena mínima es de 60 años”.

Comparte