Michel defenderá su candidatura; dice estar en pie de lucha

Luis Michel y Yeidckol

En los últimos días quien debiera ser el guardián de la democracia en Jalisco, el árbitro imparcial en este proceso electoral, solo se ha conducido de manera parcial y con un claro favoritismo político y partidario.

¡La obra maestra de la injusticia es parecer justo sin serlo! Quiero ser muy claro; Morena en nuestro Municipio siempre cumplió con el mandato constitucional de la paridad de género.

La intención de que yo no encabece el proyecto que haga posible la llegada de la Cuarta Transformación a Puerto Vallarta, no es jurídica sino política. El tiempo y los Tribunales, en breve, nos darán la razón.

El tema de fondo es otro. Nos quieren bajar a la mala porque todas las encuestas serias y la sabiduría popular no se equivocan: Morena se perfila como el claro vencedor del próximo 6 de junio en Puerto Vallarta.

Es el miedo a perder privilegios el que los obliga a actuar de esta forma tan ruin, al grado de que no les importa violar la ley, sobajar la democracia, agraviar los derechos humanos de legalidad y de votar y ser votado, o vulnerar la autodeterminación de mi partido y los principios de seguridad jurídica, máxima publicidad y transparencia. Nos quieren ganar en la mesa, lo que no lograrán en las urnas.

Sin embargo, no van a poder. Cuando se defiende una causa justa, mientras más nos golpean más dignos nos sentimos. Mis padres me enseñaron que no son las circunstancias sino el carácter es lo que forja nuestro destino. Hoy más que nunca estoy convencido de la necesidad de luchar por “Un Vallarta de 10”, por un cambio verdadero y por nuestros sueños. Así será.

Agradezco a nuestra delegada en Jalisco la Licenciada Yeidckol Polevnsky quien ha dejado claro que mi candidatura es prioridad para nuestro partido; también a mis compañeras y compañeros de planilla, a la candidata a diputada local en el distrito 5 y al candidato a diputado federal del distrito 5, pero de manera muy especial a mi familia; a mi esposa, a mis hijas e hijos, y a mis nietos. Su amor y apoyo es lo que me impulsa a seguir adelante, a no doblegarme.

¡Estamos de pie y en pie de lucha!

¡Nada ni nadie nos detendrá!

¡Ni un paso atrás, ni siquiera para impulsarnos!

Atentamente

Luis Alberto Michel Rodríguez

Comparte