Trato cálido, característica de Marilú, recepcionista del hotel Garza Blanca

Marilú García, recepcionista del hotel Garza Blanca

Intercambiar sonrisas es parte de las actividades de Marilú García como recepcionista del hotel Garza Blanca. Ella estudió Turismo y se encarga de generar experiencias cálidas en los huéspedes desde el momento de su llegada y hasta su salida, para que se vayan con gratos recuerdos de su estancia, con ganas de regresar a Puerto Vallarta.

Marilú tiene cuatro meses trabajando en ese hotel de categoría 5 Diamantes, asegura que se sigue preparando con cursos y prácticas y se esfuerza para poder tener puestos más altos en la organización con base en los resultados.

La joven recepcionista explica que llega a trabajar con una actitud positiva, saluda al equipo de trabajo donde siempre hay buena vibra entre ellos para poder transmitirla, así empieza su jornada laboral con el cálido recibimiento a los huéspedes.

Explica que como parte del protocolo, a los recién llegados se les ofrece una bebida de bienvenida, luego comienza el registro o check in para confirmar su información.

Marilú García, recepcionista del hotel Garza Blanca

Los clientes, afirma la recepcionista, quedan asombrados de conocer las instalaciones que suelen exceder sus expectativas, a ello se suma la calidez que perciben de parte de todo el personal, que recibe a los visitantes de todo corazón.

También comenta que el trato con los huéspedes no se limita a la bienvenida y la salida, sino que durante su estancia suelen preguntar si hay disponibilidad para tener una mejor categoría de habitación, para reservar actividades que ofrece el hotel o hacer preguntas sobre lo que ofrece la región.

Asimismo, Marilú afirma que dado que el 70 por ciento de los huéspedes del hotel suelen ser extranjeros, es indispensable poder hablar en inglés para atender de la mejor manera a los visitantes; ella estudió inglés y lo ha practicado de manera cotidiana para mejorar su expresión y comprensión.

Ella afirma que le motiva el ofrecer y recibir sonrisas en su actividad, la amabilidad y el buen trato es una parte fundamental de lo que se le brinda a los huéspedes, y de esa manera contribuye a generar buenas experiencias.

Marilú se siente agradecida y feliz en su actividad como recepcionista en el hotel Garza Blanca, quiere tener más prácticas y capacitación para poder hacer su trabajo siempre de la mejor manera, y dejar recuerdos memorables en los turistas.

Comparte