Input your search keywords and press Enter.

Manifestantes de La Lancha, abren nuevamente el paso a la playa

Bahai de Banderas, Nay.- Este miércoles después de un día de conflicto, manifestantes derribaron las barreras que impedían el acceso a la playa la lancha, después de que miembros de seguridad privada cerraron el paso.

Esto provocó altercados entre manifestantes y miembros de esta corporación de seguridad desde la madrugada, donde manifestantes fueron roseados con gases lacrimógenos.

Previo a estos hechos, los manifestantes esperaban la llegada de personal de la PROFEPA y del propio gobernador del estado de Nayarit, Antonio Echevarría, acto que nunca ocurrió, por lo que los manifestantes empezaron amontonarse en el área de entrada, para definir qué iban hacer.

Se amontonaron en primera instancia en la carretera hacia Punta de Mita, donde amenazaron con bloquearla, las discusiones entre los mismos manifestantes aparecieron y los roces entre los manifestantes y lo miembros de seguridad privada no se hicieron esperar, donde los miembros de la corporación de seguridad privada le manifestaron al director de seguridad publica Sergio Dávila, que los amenazaron “con levantarlos”, hechos que los manifestantes negaron rotundamente.

Pero no fue hasta las cuatro de la tarde, cuando los manifestantes decidieron derribar las barreras de hierro que tapaban el acceso. Bastaron alrededor de 5 minutos para que la playa fuera abierta otra vez, ya que a través de pinzas los manifestantes lograron cortar los alambres para entrar a esta playa, en presencia de más de 15 elementos de seguridad pública municipal, que llegaron a poner orden y los miembros de la corporación de la seguridad privada.

Los manifestantes lograron entrar y derribar las barreras en el interior de esta playa, por lo que a través de la fuerza, con picos, palas y pinzas lograron derribar la maya metálica y destruir los anuncios de clausurado que posteriormente, fueron aventados a fuera de la calle, con singular alegría, ya que no dejaban de aplaudir y otros de cantar.

Edición impresa digital aquí