¡Lúcete embajador Ken Salazar, con: la universidad internacional contra el cáncer!

0
587
México R. Cervantes
    En su oficialía de partes, hace meses, le hice llegar una invitación, para  que
a la vez,  le entregara  a su amigo J. Biden, la  propuesta de  crear en los  EUA
la primera UNIVERSIDAD INTERNACIONAL CONTRA EL CÁNCER .
    Era una esperanza , ( a  propósito del nombre  de  su  esposa  muy apreciada  y tan
solidaria en apoyarlo ). Le anoté mi correo, pero  falla con sus sistemas  de  respuestas.
Habla español, y destaca su amistad con Biden. Además que sabe bien, es él  bastante
sensible al tema del cáncer por serle tan cercano, con el antecedente de su finado hijo :
Beau Biden, víctima de un gioblastoma.
    Así, aunque dejase de ser presidente , Biden tiene una gran vocación de lucha
contra el cáncer y recordámosle, que declaró ” Me comprometí con este especial
combate cuando era vicepresidente, y, francamente, es una de las razones  por
las que me presenté  para presidente ” .
    Resulta un páramo en la planeación de la educación médica, que no se tenga
una red de  UNIVERSIDADES  INTERNACIONALES CONTRA  EL  CÁNCER.
    Es muy evidente que las instancias especializadas no son suficientes y dejan
un gran vacío, tanto  en los organismos  actuales, como  en la amplitud de  los
campos de  investigación e  innovación. Un ejemplo  está precisamente  en  la
administración de Biden, su vicepresidenta Kamala Harris, cuya madre era una
gran oncóloga, falleció de cáncer de cólon .
    En nuestro querido México, un servidor, con los mínimos recursos, impulsa
y urge a los jefes de estado , para que surga  prontamente en sus sedes ,  la
nueva institución, que  hasta puede iniciar como red , a través de las  nuevas
tecnologías como el internet.  Sin  importar las zonas erróneas de la política ,
al mismo presidente N. Maduro, le hé  dirigido tal  propuesta,  recordándole
que su gran amigo H. Chávez , fue víctima del cáncer inducido.
     Por las dudas, adelanto , que en lo personal no tengo ningún  indicio de
tan temible enfermedad, pero no por ello , me hago  el apático  indiferente ;
y es igual, mi lucha  antitabáquica :  es por responsabilidad  social,  aunque
nunca haya fumado directamente.  Pero , las investigaciónes me han  dado
la clarldad sobre el cáncer  inducido , así como la verificación de que   el
mal crecerá MÁS,  en forma rápida e intimidante.
NADA MÁS Y NADA MENOS : MIS PREVENIDOS LECTORES.
EtiquetasOpinión