Libros de texto gratuito: pánico moral como permiso para odiar

0
740

Desde el poder mediático se emprendió una campaña contra los nuevos libros de texto gratuito. No es casual que se haya generado, y no se reduce a un simple problema entre un empresario que está negociando mejores condiciones para el pago de impuestos atrasados o presionando para que su futuro yerno se vuelva en el candidato y virtual jefe de Gobierno o porque quiere que su aplicación digital pueda cobrar impuestos, aunque esto pudiera estar ahí el problema por mucho rebasa esta arista por los peligros que se desatan, por lo que es importante darse cuenta de que no estamos ante un proceso ingenuo y mucho menos inmediatista. 

Todos más o menos han visto ya el video en repetición, es decir, no en vivo como antes se acostumbraba, del lance que tuvieron comunicadores de TV Azteca contra el virus del comunismo, y es que aunque el poder mediático de la televisión se ha visto mermado por las nuevas plataformas multimedia del internet, esto no quiere decir que el impacto de los noticieros de televisión sea menor, ya sea porque aún pueden abrir y dirigir discusiones públicas o por los impactos que tienen en los estratos más pobres en los que el internet aún no es una realidad y la mayor forma de información sigue siendo la televisión.

El tema pareciera sacado de un contexto de la guerra fría en donde el comunismo es hoy la principal amenaza, cosa que pudiera parecer risible y francamente ridículo porque no hay ningún elemento dentro de los libros de texto gratuito que puedan justificar tal afirmación, pero hay que tener en claro que esta forma de abordaje de la noticia tiene como objetivo la producción de un enemigo social, no la de informar con veracidad.  

Para poder llegar a generar odio en la sociedad en contra de un enemigo, el primer paso es producir miedo. Miedo a lo diferente es la premisa. La idea que se desarrolla es la siguiente: en tanto movimiento de cambio, esto pudiera ser algo que no podría tener un beneficio, por tanto, habría que establecer una confianza absoluta a la forma en cómo la sociedad se ha desarrollado, aunque esto signifique avalar corrupción e inseguridad, lo que importa es conservar la tradición y negar todo tipo de modificación de las estructuras sociales, esta es la estrategia que se revela a la hora de abordar el tema de los libros de texto gratuitos, el conservadurismo sabe que puede producir miedo a raíz de cualquier tipo de cambio, más aún si este tiene que ver con la infancia.

Uno puede observar que la capacidad de movilización de la ultraderecha se pudo articular cuando generaron la idea de que existía el peligro de la desaparición del Instituto Nacional Electoral (INE) cosa absolutamente falsa, pero que en su sentido más paranoico los asistentes hablaban ya de estar viviendo en una dictadura, y que el INE era el último reducto de democracia. El miedo fue un factor determinante para mostrar un movimiento en las calles, cosa que no habían podido lograr en cuatro años con ningún tipo de propuesta política. Es decir, no hay programa porque el programa económico ha sido rechazado, y no hay forma de volverlo a validar ante la sociedad, al perder el consenso intentan que el nuevo modelo no logre consolidar un nuevo tipo de acuerdo social. 

Pero el miedo ha sido insuficiente, sobre todo si uno analiza que la producción de un candidato a la presidencia de la república les ha sido insuficiente por más que hayan inflado a Xóchitl Gálvez esta no está despegando, a tal punto que han aceptado que perderán la presidencia y buscan bloquear ante todos los cambios constitucionales en el Congreso. Por ello es por lo que han empezado a echar mano de la producción ya no sólo de miedo sino de pánico moral. Quien mejor ha explicado este fenómeno es el Ignacio Ramonet a la hora de abordar las nuevas tramas conspiranoicas para dar refugio a movimientos cavernícolas de la extrema derecha. 

Como se ha mencionado con anterioridad, este no es el primer proceso en la que se busca generar la imagen de odio a lo diferente, en este caso odio al gobierno por hacer las cosas de forma diferente. Uno de los casos más delicados ha sido el de las medicinas de los niños con cáncer, que ha sido un tema sumamente sensible en la medida que las farmacéuticas emprendieron no sólo campañas mediáticas contra el gobierno sino además generaron boicots en la compra de estos medicamentos esenciales, lo que llevó al gobierno a enfrentar en los medios de comunicación una campaña brutal como si este cambio representase abandonar a los niños más indefensos. 

En esta misma línea, no hay que dejar de lado el documental sound of freedom (sonido del a libertad) que la ultraderecha en todo el mundo ha estado difundiendo, que en México su principal representante es Eduardo Verástegui, y que tiene como principal contenido que el abuso y trata de menores se debe a la corrupción de una elite global pedófila.

Su protagonista Jim Caviezel ha sido un impulsor del grupo QAnon que se dedica a difundir ideas extremistas de ultraderecha a partir de teorías de la conspiración. El documental en sí está hecho de forma sensacionalista sobre un tema sumamente delicado, pero su función específica es establecer miedo en la sociedad de este fenómeno, y desde ahí establecer la matriz del enemigo a vencer, y ese es el enemigo del sector más conservador de Estados Unidos, en este caso el partido demócrata. 

Verastegui ha utilizado este documental como plataforma para una probable candidatura presidencial, y en los sectores más retrogradas del movimiento que dirige se habla que el presidente López Obrador y Morena operaron para evitar la difusión de este documental porque están subordinados a la lógica de esta elite pedófila global. 

Los libros de texto gratuito han servido para agrupar a la oposición en defensa de un enemigo social que es la cuarta transformación, misma que estaría dispuesta a deshacer un mundo social seguro desde esta óptica. La producción de una angustia colectiva es clave para desde ahí empezar a movilizar a un electorado capaz de revertir la tendencia progresista en la que nos encontramos. Por eso su objetivo es el rechazo a una cultura de respeto a la diversidad y sobre todo una que se ubica como garante de una política antirracista, que es justamente de donde se alimenta su base social.

El pánico moral que se estimula en la sociedad mexicana desde los noticieros de TV Azteca, pero que no fueron los únicos sino más bien los que dieron el banderazo de salida en toda la comentocracia para desde ahí asumir na serie de defensas al estatus quo y sobre todo de una defensa de una política conservadora educativa como garante de la estabilidad de la sociedad. Lo peligroso de este proceso es que se estimula un ambiente antiacadémico en el seno de la educación pública, gratuita y laica, es intentar tener permiso para odiar el derecho humano a la educación. Y ese el tema por el cual han luchado desde hace más de un siglo en el PAN, por eso no fue casual que Vicente Fox saliera a proponer la privatización de esta.

Lo que importan en este proceso de miedo extremo es su capacidad para contagiarse, esa es la clave para producir pánico, y lo moral tiene que ver justamente con un comportamiento de aquellas masas que no han sido educadas, pero que tienen valores que han sido formados y moldeados desde los medios de comunicación. Esta es la combinación que la ultraderecha mexicana ha decidido andar para afrontar las elecciones en 2024. La irracionalidad como punto de partida, sin temor a ser desmentidos sino más bien combatidos y lo están logrando. Justo así está pesado para poder crecer socialmente. 

Muy importante que tanto el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación como la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación como los diferentes movimientos disidentes como el Movimiento Nacional por la Transformación hayan salido a defender los cambios y a procurar generar propuestas académicas para que sea el magisterio en sus aulas en donde se defina cualquier trayectoria posible. Cerrar filas era importante, el miedo se combate desde los argumentos, hay que salir a darlos, el magisterio sabrá ganar esta batalla.