La Tristeza y la Furia

La Tristeza y la Furia
“Qué injusta, qué maldita, qué cabrona la muerte, que no nos mata a nosotros sino a los que amamos”. --Carlos Fuentes.   Este lunes 3 de julio, en su consultorio ubicado en una avenida de la ciudad de Tijuana, Baja California, fue asesinada la doctora Alma Angélica Ciani González, de 54 años, hermana del comentarista deportivo Odín Ciani, de ESPN. En un sentido mensaje, que a las pocas horas de haber sido emitido se hizo viral, con millones de reproducciones, un desencajado Odín señala: “Yo le exijo a usted, señor presidente, a usted, secretario de Gobernación y a usted gobernador del estado (de Baja California) y a las autoridades de México: ¡No podemos seguir viviendo con esto! ¡Les exijo que se resuelva esta situación! ¡Les exijo por la inseguridad que se vive en México! ¡No es justo que estemos viviendo esta situación! ¡No podemos seguir soportando esta violencia! Por favor señor presidente, por favor señor Osorio Chong: no permitan que esto siga”. ¿Por qué se hizo viral este mensaje si se trata (diría un cínico) tan sólo de un asesinato más, uno de los tantos que cada día ensombrecen la geografía nacional? En opinión de quien esto escribe, dicho video alcanzó tanta difusión porque sintetiza lo que muchos mexicanos quisiéramos decirle al presidente y a las autoridades. Verbaliza lo que millones sentimos, enarbola un reclamo que es de todos, una exigencia compartida.
Comparte