La cruda realidad, la gasolina en México entre promesas incumplidas y bolsillos agobiados

0
1292
La cruda realidad

Desde el inicio del gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en 2018, el precio de la gasolina en México ha sido objeto de constantes fluctuaciones que han dejado a los ciudadanos con bolsillos agobiados. La Comisión Reguladora de Energía (CRE) señala que el precio promedio anual de la gasolina Magna al inicio de la administración de AMLO era de 18.32 pesos, pero, lamentablemente, las promesas de reducción quedaron en el aire.

Según el portal de información estadística PETROIntelligence, para el 4 de enero de 2024, el precio promedio nacional de la gasolina regular se sitúa en 22.150 pesos por litro, mientras que la premium alcanza los 24.188 pesos y el diésel los 24.191 pesos. Estos números revelan un incremento cercano al 21% en el sexenio de López Obrador para la gasolina regular, traduciéndose en un desembolso adicional de 3.83 pesos por litro, o un 20.90% más respecto al inicio de su mandato.

Zacatecas ostenta el título poco envidiable del estado con el precio promedio más alto en el país, alcanzando los 23.950 pesos por litro para la gasolina regular, 25.990 pesos para la premium, y 26.370 pesos para el diésel. En contraste, Coahuila de Zaragoza se erige como el estado con el precio promedio más bajo, registrando 19.400 pesos por litro para la gasolina regular, 22.580 pesos para la premium, y 23.290 pesos para el diésel. Sin embargo, estas disparidades geográficas solo subrayan la urgencia de abordar el problema a nivel nacional.

Al analizar la situación a nivel municipal, el municipio de Chicomuselo en Chiapas lidera el ranking de precios más altos para la gasolina regular, alcanzando los 24.98 pesos por litro. Por otro lado, Ixhuatlán del Sureste en Veracruz de Ignacio de la Llave ofrece un respiro con un precio promedio de 20.49 pesos por litro. Estas variaciones, aunque a nivel local, demuestran la complejidad y disparidad del problema.

Es imposible abordar el tema del precio de la gasolina sin recordar las promesas incumplidas de AMLO. Antes de llegar al poder, el ahora presidente prometió a sus seguidores que, de ganar las elecciones, el precio del litro de gasolina estaría en 10 pesos. Una afirmación que, lejos de cumplirse, ha dejado un sabor amargo en la boca de los mexicanos que día a día ven cómo sus gastos en combustible aumentan.

La decepción ante estas promesas no cumplidas resuena con fuerza en la sociedad y la clase política. AMLO había asegurado que, de estar en el gobierno, el costo de la gasolina no superaría los 10 pesos por litro, equiparándose a los precios en Estados Unidos. Sin embargo, la realidad ha demostrado que estas eran palabras vacías, y la población se enfrenta a una realidad económica diferente a la pintada por el mandatario.

Las redes sociales se han convertido en un espacio de expresión para la indignación ciudadana. La resurgencia de fragmentos de aquel discurso donde AMLO prometía precios más bajos ha avivado el descontento, compartido por figuras públicas como Guadalupe Acosta Naranjo, Jorge Álvarez Máynez y América Rangel.

En resumen, el precio de la gasolina en México no solo ha experimentado fluctuaciones desde el inicio del gobierno de AMLO, sino que también ha dejado en evidencia la brecha entre promesas y realidades. Los mexicanos, lejos de ver cumplidas las esperanzas de precios más bajos, se enfrentan a una carga económica cada vez más pesada, mientras las promesas de antaño quedan como un eco vacío en el discurso político.

 

AT

EtiquetasAMLOGasolina
Hugo Lynn