La ciudad imaginada Valorar la memoria

La ciudad imaginada Valorar la memoria
El pasado mes de abril se conmemoraron quinientos años de la fundación del puerto de Veracruz, cuando las huestes encabezadas por Hernán Cortés decidieron establecerse, construyendo una fortaleza junto a unas salinas, donde anclaron los 11 navíos que habían partido de Cuba unos meses antes buscando fama y fortuna en nombre del emperador Carlos V y la corona española. De la costa veracruzana habrían de internarse hacia el altiplano de México, como parte de la expedición que terminaría por conquistar a la poderosa civilización azteca, cortando de tajo más de tres mil años de los pueblos mesoamericanos. Traer a cuenta estos sucesos es importante para conservar la memoria de lo acontecido en uno de los capítulos clave para nuestra nación. Preservar y difundir los fragmentos de la historia ha sido una de las inquietudes de todas las sociedades que han poblado la tierra. Para ello, los pueblos antiguos utilizaron diversos sistemas de comunicación y lenguaje que incluyeron pinturas rupestres, pictogramas dibujados en papiros o historia oral.
Comparte