La ciudad imaginada. Reflexionar el paisaje

 La ciudad imaginada. Reflexionar el paisaje
  La palabra paisaje tiene su origen en el francés "paysage" referido inicialmente al ambiente rural. Para efectos prácticos, podríamos definirlo como la "parte de un territorio que puede ser observado desde un determinado lugar". Así, se subraya el carácter espacial del ambiente a ser disfrutado así como del observador para entablar un diálogo de comprensión.         La admiración por el paisaje ha motivado que muchos artistas lo tomen como medio de expresión como ocurrió en el periodo impresionista cuando los pintores del movimiento dejaron obras exquisitas donde brillaban montañas, ríos, mar, viento. Así, el espacio natural era admirado por su aspecto artístico quedando inmortalizado en obras de gran belleza.
Comparte