La ciudad imaginada El arquitecto activista

La ciudad imaginada    El arquitecto activista
  José Alfonso Baños Francia El ejercicio de la arquitectura es inherente a la vida humana. Desde la formación de los primeros grupos sociales en la prehistoria, se tuvo la necesidad de modelar espacios habitables que satisficieran las diversas actividades. Una de las iniciales manifestaciones arquitectónicas fue el templo, el lugar donde se veneraba a los dioses. En aquel entonces que no se contaba con datos científicos para explicar las manifestaciones de la naturaleza y una forma de darle sentido era atribuirlo a la participación divina. Así, en Egipto desde hace más de cuatro milenios se edificó el conjunto de las Pirámides de Guiza, tan perfectas en su diseño y ejecución que aún siguen sorprendiendo. El conjunto albergaba la tumba del faraón considerado como la encarnación de los dioses en la tierra.
Comparte